Haz tu denuncia aquí

Cascada de millones

OPINIÓN

·
Antes de comentar sobre los millones de dólares que San Francisco le pagará a Jimmy Garoppolo, y del resto de los quarterbacks que se están frotando las manos, porque a corto o mediano plazo se convertirán en agentes libres, como Drew Brees, Kirk Cousins y Aaron Rodgers, un par de cuestiones que trascendieron del Super Bowl de hace unos días. Primero que, como se acostumbra, las Águilas hicieron una práctica ligera en el estadio U.S. Bank de Minneapolis un día antes de enfrentar a los Patriotas, y ya sea por la mala fama de Bill Belichick, o por paranoia, pero Filadelfia únicamente empleó formaciones que no estaban en el plan de juego por temor a ser espiados. Y segundo, que la jugada sorpresa que enviaron las Águilas en cuarta oportunidad, con unos segundos en el reloj en la primera mitad, fue a sugerencia del pasador Nick Foles; se llama Philly Special y tenían un mes de practicarla, aunque ninguna vez durante la semana previa al Super Bowl en Minneapolis, y fue incorporada al plan de juego por el entrenador Doug Pederson, al “echarse un clavado” a las filas colegiales. Aparentemente los primeros en emplearla, con el mismo desarrollo y resultado, fueron los Tigres de Clemson en 2012. El pase de anotación fue enviado por el receptor, y ahora integrante de los Texanos de Houston, DeAndre Hopkins. Cuatro años más tarde, y curiosamente también en Minneapolis, los Osos la ejecutaron contra los Vikingos, e igualmente fue para seis puntos. Por otro lado, Jimmy Garoppolo se convierte en el jugador mejor pagado de la historia, con un contrato de 137.5 millones de dólares por cinco años, medio millón de dólares más que Matt Stafford de Detroit. Además, 74 millones son garantizados. Su salario promedio anual, de 27.5 millones, están por encima de los 27 millones de Stafford, los 25 millones de Derek Carr, de Oakland, y los 24.9 millones de Andrew Luck, de Indianapolis. Los 49ers tenían otra opción, colocarle la etiqueta de jugador franquicia para 2018, pagarle 23.5 millones por la próxima temporada, y después buscar un pacto a largo plazo. Sin embargo, Garoppolo, quien fue líder de la liga en yardas por pase, es el rostro de la organización, y llevó a San Francisco a cinco victorias consecutivas para concluir con marca de 6-10. Hay razones para creer que los 49ers van por el camino correcto, dado que cinco de sus 10 descalabros fueron por un total combinado de 13 puntos, porque Garoppolo aún no ha tenido la oportunidad de trabajar desde el re- ceso de temporada con su entrenador Kyle Shanahan, y porque tienen un colchón de 100 millones en el tope salarial. Como dato, durante estos cinco años, Garoppolo ganará más que Tom Brady en sus primeras 14 campañas.