Haz tu denuncia aquí

Un 2018 turbulento y las tareas pendientes

Deberemos estar atentos a temas como la inseguridad y la reducción de la desigualdad

OPINIÓN

·
Este año ha sido uno de los más convulsos alrededor del mundo, en el que hubo elecciones en Colombia y, por primera vez, un movimiento de izquierda dio pelea en las presidenciales de aquel país. En Brasil, Lula da Silva tuvo que ver el proceso electoral desde la cárcel y observar cómo su partido, el PT, no pudo quitarse el velo de corrupción y con esto cedió paso al candidato ultraconservador Jair Bolsonaro para llegar a la Presidencia. Fue año mundialista donde no solo se compite en el fútbol, sino que es una vitrina para enseñar la fuerza de las naciones y, la Rusia de Putin, mostró al mundo que sigue en la carrera para ser de los países más influyentes y poderosos del orbe. Francia cerró el año con las manifestaciones de los chalecos amarillos, que puso a Macron en una situación muy delicada. Otro que no tuvo un año fácil fue el presidente Trump y el Partido Republicano, ya que las elecciones intermedias los demócratas y su —marea azul— emparejaron la Cámara de Representantes y consiguieron varios escaños en el Congreso, lo que pone en duda su reelección. México no estuvo exento de las turbulencias que trajo consigo 2018 y, en su tercera oportunidad, López Obrador se convirtió en Presidente con un amplio margen de votantes, arrasando también en el Congreso, comenzando un largo periodo de transición de gobierno en el cual, el entonces presidente electo, marcó la agenda tomando decisiones que en su momento causaron polémica como la “consulta pública” para la cancelación del NAIM o la iniciativa de ley para la reducción de salarios de la alta burocracia generando un conflicto con la SCJN; entre otras medidas controversiales hasta la toma de posesión. Ya como presidente, AMLO tuvo un fin de año de decisiones polémicas como la cancelación de la Reforma Educativa y del Seguro Popular, la construcción del Tren Maya, la negociación de los detalles del T-MEC, el tratamiento de las fronteras y su migración, la creación de la Guardia Nacional militarizada y el conflicto con gobernadores por la implementación de los llamados superdelegados. Se puede visualizar el inicio de 2019 con la misma tendencia con la que termina 2018. Comenzará un año con más dudas que certidumbres, con elecciones presidenciales en Uruguay, Argentina y Bolivia; municipales en toda España con el fantasma de la ultra derecha encarnada en Vox, el PP debilitado, el PSOE en reconstrucción y un Podemos que gana fuerza regional. En Brasil comenzará el gobierno de Bolsonaro y reducciones en los derechos ciudadanos; en EU, desde la Cámara baja se dará pelea al presidente en cada acción que éste realice. En nuestro país deberemos estar atentos a temas como la inseguridad o la reducción de la desigualdad. México requiere cambios profundos y esta tarea no será fácil para López Obrador, el crédito de legitimidad que ganó en las elecciones se puede diluir si la ciudadanía no nota el beneficio prometido. Esta será la tarea principal para el 2019.  

adrianasarur@hotmail.com

@asarur