Haz tu denuncia aquí

¿Multiplicidad de voces o fuego amigo?

El caso de México es diferente. La información y la comunicación son un poco silvestres...

OPINIÓN

·
Cualesquiera sean su signo, sus intenciones o su composición, uno de los problemas que enfrenta el inminente gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es la multiplicidad de mensajes, contradictorios a veces, de los diversos componentes de su coalición. El problema en todo caso deberá resolverse a partir de que el nuevo mandatario ocupe su puesto y comienza a gobernar este fin de semana. En algunos países los gobiernos y los partidos políticos tienen estrategias de comunicación –que no medios informativos– comunes, con mensajes centrales que varían día a día mientras detalles y temas secundarios quedan a juicio de las secretarías o ministerios. El caso de México es diferente. La información y la comunicación son un poco silvestres, con los jefes de prensa o comunicación social prácticamente como simples encargados de limpiar los errores o malentendidos que dejen atrás sus jefes al hablar a la prensa o en público, a veces guiados solos por su instinto –o confiados en su infalibilidad–. No es algo sorprendente y mucho menos nuevo bajo el sol, pero apunta a lo que parecen problemas para ofrecer un mensaje central, de una posición unificada en la que es ahora coalición de gobierno. Información y comunicación son esenciales para la política y para el gobierno, y son problemas de comunicación y de información los que le han creado ya momentos difíciles para el gobierno que aún está por empezar. ¿Ejemplos? La declaración de la presunta secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a The Washington Post en torno a un acuerdo con Estados Unidos sobre los migrantes centroamericanos. Para USAToday, por ejemplo, fue un "Flip flop", una muestra de vacilación. ¿Otra? Félix Salgado Macedonio, el senador por Guerrero que preside la Comisión de Defensa Nacional, con un potencialmente enorme impacto en cuestiones militares, amenaza con cancelar poderes en los estados que no acaten las ordenes del gobierno central. Pero la característica principal de Salgado Macedonio no es su acumen, sino su capacidad para provocar y decir barbaridades, bueno cuando estaba en la oposición y podía disfrazar su motocicleta como corcel "revolucionario", pero ahora es parte de la estructura de poder. Y no es el único. Las propuestas de eliminar las "afores" o de cancelar comisiones bancarias son consideradas más bien como declaraciones de interés de algunos o algunos componentes de la coalición. Pero no representan necesariamente la postura del Presidente. Hay también propuestas como la del ignorante que propone e usar las reservas monetarias o para bien o para mal, de tantos funcionarios-por-ser y legisladores que aún no se enteran, o parecen no querer enterarse, que ya están en el poder y que su ejercicio tiene responsabilidades y consecuencias. Y el problema es que los problemas de credibilidad y zozobra económica han sido simple efecto de fuego amigo...

jose.carreno@heraldodemexico.com.mx

@carrenojose1