Haz tu denuncia aquí

#Cerotolerancia

La marca Dolce & Gabbana tuvo que cancelar su desfile en Shanghái, a causa de unos controvertidos videos publicitarios

OPINIÓN

·
En esta sección me he referido varias veces al cambio en la industria de la moda en el sentido de responsabilidad y respeto social. Cada vez es una industria más sensible y con la lupa puesta en las faltas de respeto, insultos, burlas, acoso y bullying. La llave de oro que les abrirá todas las puertas hoy es la inclusión, tolerancia y respeto. Esta semana inició con la noticia de que se cancelaba el gran desfile de la marca italiana Dolce & Gabbana previsto para suceder en Shanghái, esto en respuesta a una campaña de marketing que los habitantes consideraron como racista y ofensiva. El lunes la firma posteó en Weibo (red social china) un video de una modelo china tratando de comer comida italiana con palillos. La grabación de buena calidad, en cuanto a producción, con música china de fondo, la puedes buscar en YouTube. En menos de 24 horas después de su publicación, el video fue bajado de la plataforma social china y de Instagram, pero para entonces, ya era tarde, porque el daño estaba hecho. El video ya se había compartido ampliamente causando molestia y ofensa, pero la peor parte fueron los comentarios hechos supuestamente por Stefano Gabbana, en su cuenta de Instagram, en donde se refería a los chinos de una forma menospreciable, mencionando que es un país de ignorantes. Más tarde el diseñador italiano pidió disculpas diciendo que su cuenta fue hackeada con el #notme, el cual fue utilizado por modelos para deslindarse de la marca. También surgieron los hashtags #BoycottDolce y #DGTheGreatShowCancelled, que han sido leídos aproximadamente 540 millones de veces, hasta el momento, y mencionados 75 mil ocasiones en diversas discusiones. Las celebridades invitadas al desfile y los modelos contratados han mostrado su solidaridad hacia la población china y han dicho que no quieren estar relacionados con la marca de ninguna manera. No es la primera vez que este dúo se mete en problemas por sus comentarios dolosos. Tampoco es la primera marca en haber estado en medio de la polémica por este tema, pero espero que aprendan de ésta. El cliente de hoy no quiere ser asociado con marcas con puntos de vista intolerantes y crueles. Más que nunca, el consumidor se hace escuchar, elige en dónde invertir y no duda en alzar la voz cuando ve una injusticia. La Generación Y (millennials) y la Z (1995-2010) se caracterizan por ser ciudadanos del mundo, globales, inmersos en el internet, nativos digitales y que se cuestionan sobre el origen de lo que consumen y el impacto ambiental y social que tienen. Comentarios como el de Stefano Gabbana no tiene lugar en el mundo de hoy y, aunque pueda ser que la campaña no se hiciera con un objetivo racista sino sarcástico, hoy eso puede herir sentimientos y simplemente NO HAY TOLERANCIA para ello. En China, la generación que este año cumple los 18 años es llamada “post-00”, y son clave en el crecimiento del mercado de lujo de los próximos años. Un estudio publicado por Bain & Company dice que para 2025 China será responsable de 46 por ciento de las compras de lujo mundiales, malas noticias para Doménico Dolce y Stefano Gabbana.