Haz tu denuncia aquí

La PGR vs. los Jueces Federales

La política de opacidad ha hecho mucho daño al Poder Judicial de la Federación

OPINIÓN

·
Lo que faltaba, esta semana, la PGR se subió al ring contra el Poder Judicial de la Federación, Felipe Muñoz Vázquez, subprocurador de Delitos Federales, hizo una revelación que no fue casual, aseguró sin dar detalles que hay jueces y magistrados que son investigados por sus presuntos vínculos con el crimen organizado. Muñoz Vázquez pretende vacunarse del fracaso que viene para la Procuraduría en la investigación de Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz y ante medios de comunicación acusó lo que definió como “aplicación de criterios a modo” descalificando a los jueces que atienden los parámetros establecidos por la Suprema Corte de Justicia desde 2017. Todo deriva de la decisión de un juez federal que consideró que la información financiera presentada por la PGR sobre Javier Nava Soria, contador de Duarte, es ilegal por haber sido obtenida sin orden judicial. El año pasado, la Corte resolvió que es inconstitucional acceder a datos financieros sin permiso de un juez, lo que reclama la PGR es que este criterio se aplique aparentemente de forma retroactiva. No es nuevo el desaseado y torpe proceder de la PGR, cuyas capacidades de investigación y habilidades para el litigio rayan en lo ridículo. La decisión del juez de Distrito de apegarse al criterio de la Corte no constituye una irregularidad, lo sería si se tratara de una jurisprudencia, pero ¿qué creen? El criterio no ha sentado jurisprudencia aún, por lo tanto, el juez se apegó válidamente al parámetro de los ministros. La mejor defensa del ex gobernador de Veracruz ha sido la propia PGR, si fue involuntario grave y si fue deliberado, todavía más delicado. Por otro lado, la información sobre las investigaciones a juzgadores federales por presuntos vínculos con el crimen organizado es una bomba. Si la PGR tiene casos sólidamente sustentados, deben darse a conocer con nombres y apellidos. De ser cierta la denuncia, dejaría mal parado al Consejo de la Judicatura Federal por no advertir irregularidades de ese calibre y evitar darlas a conocer oportunamente. Hubo una época en que la información sobre investigaciones a jueces y magistrados era revelada por el propio Consejo, con un sentido de refrescante autocrítica. La política de opacidad ha hecho mucho daño al Poder Judicial de la Federación, con ese añejo lastre de informar a cuentagotas y a medias. Las oficinas de comunicación social renunciaron a una estrategia proactiva y han preferido durante la administración de Luis María Aguilar, reaccionar cuando la crisis ya ha estallado. La real transparencia, ésa de los datos duros, se sigue viendo equivocadamente como una debilidad.

EDICTOS. La PGR terminará el sexenio con otro fracaso, haciéndole el trabajo a Morena para fortalecer la campaña de desprestigio contra juzgadores. Algunos no asimilan todavía que en los próximos meses, los perseguidores podrían ser los perseguidos.

 

ENROMA27@GMAIL.COM

@JENROMA27