Haz tu denuncia aquí

¿Quién le cree a Ricardo Monreal?

Tiene ADN priista. Es inteligente, disciplinado. Ha sobrevivido más de 30 años gracias a cinco partidos políticos

OPINIÓN

·
Como cliente cautivo de los bancos, claro que estoy de acuerdo con su iniciativa para reducir o desaparecer las comisiones bancarias. Monreal publicó ayer en Milenio un artículo titulado Precisiones. Ahí asegura que la iniciativa no fue consultada con el Presidente electo, pero no le creo. Ricardo Monreal es un político profesional de larguísima experiencia. Desde 1985 ha vivido de distintos cargos públicos. Tres veces diputado federal, tres veces senador, gobernador y jefe delegacional. ¡33 años ininterrumpidos! Tiene ADN priista. Es inteligente, disciplinado, institucional. Ha sobrevivido más de tres décadas a través de cinco partidos políticos (PRI, PRD, PT, Movimiento Ciudadano y Morena). Salió bien librado, hasta ahora, de distintas crisis políticas y varios escándalos. Tras 13 años de militancia, en 1998 renunció al PRI cuando no lo hicieron candidato a gobernador de Zacatecas. Ahí comenzó su sociedad política con Andrés Manuel López Obrador, entonces presidente del PRD. AMLO lo hizo candidato, ganó la elección y se convirtió en el primer gobernador perredista. En su natal Zacatecas, se dice desde hace muchos años que su familia tiene vínculos con el narcotráfico. Rumores que crecieron cuando, en 2007, decomisaron 14 toneladas de mariguana en una bodega propiedad de su hermano, Cándido. Siendo jefe delegacional en Cuauhtémoc se multiplicaron los escándalos. Lo amenazaron de muerte por presuntos nexos obscuros con el comercio informal. Días después de tomar el cargo, él mismo denunció que un desconocido entregó en su oficina un sobre con millón y medio del pesos en efectivo con el mensaje de que después pasarían a visitarlo. Sin cumplir con el más mínimo control administrativo, depositó ese dinero a las arcas delegacionales. Dijo. En julio de 2015, su directora de Desarrollo Social fue detenida en el aeropuerto de Tapachula, Chiapas, antes de abordar un jet privado a Toluca con un millón de pesos en efectivo. Monreal operó personalmente para liberarla, y nunca se investigó el origen del dinero. Meses más tarde, su director Jurídico y de Gobierno fue detenido en un auto con 600 mil pesos en efectivo. El día de la elección para gobernador del Estado de México fue capturado su chofer, en Ecatepec, armado y con una fuerte cantidad de dinero en efectivo. El año pasado, lo acusaron de otorgar contratos por 266 millones de pesos a empresas zacatecanas, sin experiencia, y cuyos dueños son cercanos a su hija, Catalina Monreal. La muestra más clara de subordinación de Monreal a López Obrador fue el año pasado cuando no lo hizo candidato a jefe de Gobierno de la CDMX. Pataleó, se distanció y amagó, pero no rompió con AMLO. Su prudencia y lealtad lo hicieron declinar varias ofertas de otros partidos. Lejos de eso, se convirtió en uno de sus más importantes operadores políticos y a cambio de la coordinación de los senadores de Morena. No se manda solo, pues. ¿Alguien cree que hoy se está rebelando? Yo, no.  

CACHOPERIODISTA@GMAIL.COM

@CACHOPERIODISTA