Haz tu denuncia aquí

China en África y América Latina

El gigante asiático ha ocupado el vacío que los países europeos han dejado en zonas como África

OPINIÓN

·
En la pasada colaboración abordamos la cooperación internacional de China en el mundo. En esta ocasión, nos enfocaremos en África y América Latina. En nuestra región, para 2014, la ayuda se concentró en Venezuela, Brasil, Ecuador, Bolivia, Jamaica, México, Perú, Uruguay y Colombia. Esta información no representa la realidad de 2018, porque no hay cifras oficiales; sin embargo, puedo decir que la ayuda de China se mueve en consonancia a los intereses geopolíticos y geoeconómicos de ese país. Esto lo pude observar en mi reciente estancia, en un curso sobre reglas de operación del comercio exterior ofrecido por la Academia China para oficiales de Negocios Internacionales, en Beijing. La ayuda, en el caso de África, se ha extendido a Sudán y Sudán del Sur, Liberia, Mozambique, Sudáfrica y Egipto en África. No está por demás mencionar que Pakistán y Bangladesh en el caso de Asia Central han recibido recursos chinos, y Panamá, República Dominicana y México, en América Latina. Curiosamente, a excepción de México, la mayoría de representantes en el curso provenían de los países arriba mencionados. No hay los datos de lo que representó esta ayuda o en qué se canalizó, pero puedo decir que China ha ocupado el vacío que los países europeos han dejado en África como el abandono de Portugal en Mozambique; la guerra en Sudán, la importancia para la navegación en Liberia (abanderamiento de sus buques de manera indirecta), el cambio de régimen en Egipto y la oportunidad que representa Sudáfrica como polo de desarrollo. Todo esto además del aseguramiento de materias primas y mercados cautivos de los productos chinos. De igual manera, aprovecha las coyunturas geopolíticas en el caso de Bangladesh y Pakistán (rivalidad con India) para aumentar su presencia en Asia Central, a través de la Nueva Ruta de la Seda. En AL resalta el caso del canal de Panamá que rompió relaciones con Taiwán y la importancia del canal para la facilitación de la navegación de los buques de carga chinos; República Dominicana que es la entrada al Caribe y en el caso de México, quizá tenga que ver con el cambio de régimen y la reorientación de nuestra política exterior y lo atractivo del mercado mexicano así como una plataforma para las empresas chinas que miran al mercado de Norteamérica toda vez que el TLCAN se ha salvado. Independientemente que estas hipótesis sean correctas, debemos de observar el caso chino y entender que la política exterior no se conduce como se venía haciendo. La cooperación para el desarrollo es un instrumento que complementan el cumplimiento de intereses nacionales. ¿Cuáles serán los de México a partir del 1 de diciembre? Buena pregunta. Si son las de mejorar nuestra presencia en el mundo y expandir las relaciones económicas internacionales, la Amexcid podría jugar un rol en ello, pero pocos saben qué existe. Ojalá y con el nuevo gobierno se le dote de capacidades económicas y políticas a esta agencia que tendrá un importante rol en nuestra diplomacia, especialmente donde fuimos alguna vez muy efectivos: América Latina y el Caribe.  

* Analista internacionalista

ADOLFOLABORDE71@GMAIL.COM