Haz tu denuncia aquí

¿Quién se acuerda de Ricardo Anaya?

Manuel Barreiro llegó a un acuerdo con la PGR por la triangulación de fondos de la nave industrial ligada al excandidato

OPINIÓN

·
Leo que Manuel Barreiro, empresario, socio, amigo y cómplice de Ricardo Anaya ya está de vuelta en México sin problema legal alguno. Llegó a un acuerdo con la PGR tras renunciar a cualquier intento legal por recuperar la nave industrial que fue objeto de la triangulación de fondos y lavado de dinero del que se acusó al excandidato presidencial del PAN. Ese acuerdo reparatorio me hace preguntar varias cosas: 1.- ¿De qué tamaño será el miedo de Barreiro, quien prefirió perder una propiedad de 54 millones de pesos antes de que la PGR siguiera indagando en su historial y sus negocios? 2.- ¿Se sintió tan débil la PGR como para aceptar la negociación antes de llegar al fondo del caso? 3.- ¿La PGR recibió línea para cerrar el caso lo más pronto y discretamente posible? 4.- Barreiro testificó ante el Ministerio Público que le pidieron el favor de conseguir a alguien que recomprara la nave industrial a Ricardo Anaya, ¿quién le pidió ese favor? 5.- ¿Dónde queda legalmente Ricardo Anaya en todo este asunto? 6.- ¿Por qué la PGR no cerró totalmente la carpeta de investigación? De lo que no me queda duda es que el encargado del changarro en la Procuraduría General de la República fue más que generoso. El arreglo no sólo dejó libre de toda responsabilidad en el caso a Manuel Barreiro, sino que alcanzó también para sus otros coacusados. Ya pueden dormir tranquilos también Juan Manuel Olea Villanueva, mano derecha de Barreiro y director de varias de sus empresas en Gibraltar y Canadá -por donde se trianguló el dinero de la operación-, Juan Carlos Reyes García, el arquitecto de la nave industrial, y su hermano Sergio, operador de Barreiro. En cuanto estalló el escándalo, Manuel Barreiro salió disparado del país para refugiarse en Vancouver, Canadá. Ya está de regreso en Querétaro haciendo negocios como si nada. De Ricardo Anaya no se sabe nada, su agenda y su paradero siguen siendo un misterio. BON APPÉTIT: Dado que el deporte oficial del próximo gobierno federal será el beisbol, la decisión de cancelar los Foros para la Pacificación del País suena a que el próximo secretario de Seguridad Pública bateó de jonrón a los familiares de las víctimas. Para las organizaciones civiles que luchan contra la inseguridad, la decisión de Alfonso Durazo enciende los focos rojos. Lo que se preguntan es ¿realmente vamos a tener seguridad? ¿Cuánto invertirá el próximo gobierno en seguridad? ¿De qué manera se coordinarán las propuestas y necesidades expresadas en los foros que sí se realizaron? La verdad es que los últimos foros decayeron mucho, porque ya ni el propio Durazo asistió. ¿Se habrá cansado de los reclamos y el dolor de quienes han esperado años por la justicia?    

CACHOPERIODISTA@GMAIL.COM

@CACHOPERIODISTA