Haz tu denuncia aquí

Autoritarismo

Andrés Manuel López Obrador será el presidente más poderoso de los últimos 30 años

OPINIÓN

·
No nos confundamos, la decisión de López Obrador fue siempre la de construir el aeropuerto de Santa Lucía. Texcoco siempre estuvo muerto y la consulta, organizada y controlada por Morena, fue sólo una forma de legitimar su decisión. Desde el momento en que López Obrador se comprometió a que la consulta era vinculatoria, quedó claro hacia dónde iba, por eso canceló la encuesta que se había comprometido a realizar. Sabía que todas las encuestas que se habían llevado a cabo daban como triunfador a Texcoco. La consulta no fue un ejercicio democrático, fue sólo una muestra del autoritarismo que podemos esperar durante el próximo sexenio. Andrés Manuel López Obrador no es un demócrata, es un político autoritario, por eso tuvo que salir del PRD y fundar su propio partido en donde nadie le disputa su autoridad. Por eso descalifica e insulta a cualquiera que piensa u opina diferente a él. López Obrador puede ser el presidente más autoritario que hayamos tenido en los últimos años. Desconcentrar el gobierno federal, reducir 70% el personal de confianza, construir una refinería y el Tren Maya, los apoyos a jóvenes y adultos mayores, bajar los impuestos en la frontera, vender el avión presidencial y convertir Los Pinos en museo, pueden ser o no convenientes, pero son ocurrencias personales sin que haya habido discusión. Paradójicamente, su triunfo, logrado en forma indiscutible en las urnas, representa un gran riesgo para los avances democráticos que hemos ido construyendo. López Obrador será el presidente más poderoso de los últimos 30 años. Desde Salinas no había habido uno que tuviera el control total del gobierno, Congreso y de su partido. En los últimos años hemos pasado de un presidencialismo autoritario a uno democrático, de un Congreso unipartidista a uno plural e independiente, de un Poder Judicial subordinado a uno autónomo, de un país centralizado a un federalismo que cada día se ha consolidado y de órganos electorales controlados por un partido a órganos autónomos y elecciones competitivas. Hemos construido instituciones independientes como el Banco de México, la Comisión de Derechos Humanos, el Instituto de Transparencia y la Comisión de Competencia, entre otras. Todos esto está en riesgo por el poder que concentra AMLO. La independencia del Poder Legislativo y la soberanía de los estados están en riesgo por el control que tiene del Congreso federal, de la mayoría de los congresos locales y por el nombramiento de los delegados plenipotenciarios. La libertad de los medios de comunicación corre riesgo ante los ataques del Presidente electo cuando alguien lo contradice Espero estar exagerando, pero más vale estar conscientes del riesgo que puede representar para nuestra vida política y económica un presidente autoritario que está dispuesto a pasar por encima de la ley cuando así le conviene. Hay que recordar que “el poder confunde y el poder total confunde totalmente”.  

DEMETRIO SODI DE LA TIJERA

COLABORADOR

@DEMETRIOSODI