Haz tu denuncia aquí

Claudia Góngora: Día de muertos, derrama viva

Desde 2013, el Día de Muertos es Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la UNESCO. La CDMX, con su tercera edición del desfile, tiene una expectativa de 500 millones de pesos de derrama

OPINIÓN

·
Desde siempre, viajar ha sido un acontecimiento; trasladarse a otro sitio a conocer modifica perspectivas y deja huellas. En época prehispánica, el paso de la vida a la muerte era un viaje que emprendía el espíritu hacia otro mundo, a los cielos o inframundos donde habitan los dioses y las figuras míticas. Si un viaje terrenal es significativo, un cambio de dimensión es mucho más; es un paso que en este mundo se ha conmemorado desde tiempos ancestrales y el cual, en nuestro país, es arraigado, identitario, festivo y turístico. En el México precolombino se realizaban ceremonias y ritos para facilitar la transición del espíritu; esta costumbre, ahora fusionada con el catolicismo, es una de las representaciones más emblemáticas de la cultura popular mexicana y su folklore. Desde 2013, el Día de Muertos es Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad de la UNESCO. La fiesta de muertos ha sido una referencia constante en campos tan heterogéneos como la lírica y la danza, la artesanía y la narrativa popular, que despierta la curiosidad de los extranjeros y el orgullo de los nacionales y les hace desplazarse hacia los pueblos y ciudades en donde se llevan a cabo diferentes tradiciones, según las creencias de cada lugar. Durante esta fiesta se unen comunidades: las de los muertos de vastas regiones del país, la de sus familias y amigos y la de los visitantes. Los destinos han sabido capitalizar muy bien estas fechas del calendario y han lanzado campañas para dar a conocer lo que cada comunidad lleva a cabo para venerar a sus difuntos y para estimular la economía. En el país se espera que todos los santos dejen una derrama económica de 17 mil 400 millones de pesos en los dos fines de semana del 26 de octubre al 4 de noviembre. La CDMX con su tercera edición del desfile de muertos y sus al menos 40 eventos turísticos relacionados con la fecha, maneja una expectativa de 500 millones de pesos de derrama. Se estima que del millón de asistentes al desfile, al menos 20 por ciento vinieron exclusivamente a presenciarlo. Los restauranteros de la ciudad esperan alzas entre 10 y 20 por ciento. En Hidalgo, 84 municipios participan del Xantolo y se espera recibir un millón de personas que acudan a disfrutar de los seis corredores turísticos, seis pueblos mágicos, siete pueblos con sabor y demás localidades. Se estima una derrama económica de 300 millones de pesos. El Xantolo o Mijkailhuitl, es una de las tradiciones más importantes de la huasteca; comienza desde el 30 de junio con el sembradío de la flor de cempoalxóchitl, la compra de animales de engorda que serán ofrendados a los difuntos a partir del 30 de octubre y culmina hasta el 30 de noviembre entre danzas, desfiles, catrinas y ceremonias. Yucatán por su parte está llevando a cabo la primera edición del Festival de las Ánimas, fusión de los eventos de Hanal Pixan, que se celebrabran en Mérida, Progreso y Valladolid; el año pasado en la semana de muertos, la tierra del faisán y del venado registró la llegada de 29 mil visitantes, cifra que se espera sea superada con dicho festival. El estado de Hidalgo ya dijo: “Cásate conmigo”, anda promoviendo escapadas románticas y bodas por todos sus rincones y pretende dar a conocer lo mejor de su gastronomía y sus paisajes. Hidalgo Mágico, respalda su marca con trabajo y buenas ideas, no quieren resultados hechizos.