Haz tu denuncia aquí

En defensa de la Corte

Se pretende perfilar a ministras que ante cualquier controversia responderán a los intereses del Ejecutivo

OPINIÓN

·
¿Qué pasaría si un hijo de Miguel Ángel Osorio Chong fuera considerado en una terna para aspirar a ser ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación o si la esposa de uno de los amigos más cercanos del presidente Peña, también fuera distinguida para tan elevada responsabilidad? ¿Y si adicionalmente se considerara en el mismo grupo a uno de los abogados más cercanos al canciller Luis Videgaray? Seguramente estaríamos inmersos en un escándalo por un múltiple conflicto de intereses. Si a esto incluimos el contexto de una Cámara de Senadores que no objetaría el perfil de dichos personajes para procesar los mismos nombres en dos ternas distintas en noviembre y febrero próximos, sin duda habría ingredientes para provocar gran polémica. Hace más de un mes, en este mismo espacio comenté que las mujeres que se perfilaban para ser Ministras de la Corte serían Jasmín Esquivel Mossa y Leticia Bonifaz Alfonzo. Habrá que sumar a Paula García Villegas Sánchez Cordero, actual magistrada federal e hija de la senadora, Olga Sánchez Cordero, ministra en retiro y futura secretaria de Gobernación. La hegemonía de Morena en el Congreso y una transición accidentada que ha mostrado rasgos autoritarios del partido que en las urnas obtuvo la abrumadora mayoría para ejercer la presidencia dentro de 36 días, no debe ser un cheque en blanco para reproducir prácticas que alimentan la desconfianza. Justo con la promesa de terminar con el amiguismo para beneficiar a grupos de poder, fue que Andrés Manuel López Obrador tuvo una tercera campaña política exitosa que le dio 30 millones de votos. Hay un sin embargo en mayúsculas, tiene que ver con la estatura que se debe tener en el triunfo y la virtud para demostrar visión de Estado. Debilitar e intervenir al Poder Judicial de la Federación con una batería de iniciativas presentadas en el Senado por Ricardo Monreal y ahora también en San Lázaro para el tema de reducción salarial, es parte de la estrategia para allanar el camino de una reforma que sea producto del “clamor social” con o sin consulta popular. Adicionalmente se pretende perfilar a ministras que ante cualquier controversia responderán a los intereses del Ejecutivo. La Corte es la última frontera para mantener un régimen de convivencia equilibrado que preserve la independencia del único poder que no es electo en las urnas y representa el fiel de la balanza. Es una institución incómoda para quienes aún deben de someterse al análisis de un cuerpo colegiado de juristas que tiene como principal misión hacer respetar la Constitución. EDICTOS: Todo parece indicar que la magistrada Paula García Villegas Sánchez Cordero, hija de la ministra en retiro, estaría incluida en la terna que en sus últimos días de mandato, envíe Enrique Peña Nieto al Senado. De ser así, la negociación para tratar de esquivar el conflicto de intereses sería evidente, si la incluyen en la próxima para febrero de 2019, sería peor. Hasta el domingo.  

ENROMA27@GMAIL.COM

@JENROMA27