Haz tu denuncia aquí

Comercio electrónico en México

Resalta la importancia de aplicaciones como Uber, Airbnb o BlaBlaCar

OPINIÓN

·
Hace un par de semanas comentaba los beneficios que el acuerdo USMCA (ahora T-MEC en español) podría traer para el comercio electrónico, sobre todo por el aumento en la cantidad de dinero que queda eximida de pago de aranceles, pero, ¿cómo se encuentra el comercio electrónico en nuestro país? Según el más reciente análisis de The Competitive Intelligence Unit, en México, al segundo trimestre de 2018, 73% de usuarios de internet (57.7 millones de personas) ha utilizado alguna plataforma de comercio en línea al menos una vez. La compra-venta de bienes y servicios a través de medios electrónicos generó ingresos por 96,305 millones de pesos en el 2T18, lo que representa un crecimiento anual de 11.2%, derivado en la oferta y contratación de nuevos servicios digitales y un alza en la frecuencia de compra en la mayoría de los bienes adquiridos. Así se estima que los ingresos del mercado de comercio electrónico alcancen 421,310 millones de pesos durante 2018. Este aumento ha sido propiciado por condiciones que facilitan el uso de herramientas digitales de comercio electrónico como la reducción en los precios para la contratación de servicios móviles de banda ancha, la diversificación en la oferta de smartphones y tabletas de bajo costo y la inclusión de nuevas formas de pago que no requieren de instrumentos bancarios, como Amazon Cash, PayPal o Mercado Pago, plataformas que ya son utilizadas por 1 de cada 3 usuarios. Aunado a lo anterior, el incremento en la confianza en el uso y disponibilidad de plataformas electrónicas, ha generado un cambio en las preferencias de consumo de los usuarios de comercio electrónico. Hasta hace algunos años, la compra de boletos para viajar era la transacción más frecuente. Actualmente, los productos electrónicos (17.1% de consumidores) y la ropa y accesorios (11.4%) son los más solicitados. La compra de boletos para viajes pasó a un tercer lugar con 9.2%, aunque sigue siendo de las principales fuentes de ingresos, con 19.5% en el total de la industria. Resalta la importancia que están cobrando aplicaciones de economía colaborativa, como Uber, Airbnb o BlaBlaCar, en las que son los propios individuos quienes ofrecen los servicios y no empresas establecidas. Estas ya son utilizadas por 1 de cada 10 usuarios de comercio electrónico en el país. Esa industria está en una fase de transformación y en camino a la masificación en el país, lo que se traduce en una generación de ingresos significativa para las industrias que la integran. Aún existen importantes oportunidades de crecimiento que se irán materializando conforme vaya aumentando la penetración de banda ancha (fija y móvil), se habiliten las condiciones crediticias para la población y se eleve el nivel de confianza de la población al hacer transacciones a través de internet.  

GONZALO.ROJON@THECIU.COM

@GROJONG