Haz tu denuncia aquí

Los días y los años: Alejandro Moreno Cárdenas

El gobernador de Campeche, conocido como Alito, tiene una nueva forma de hacer política

OPINIÓN

·
ASUME LIDERAZGO NACIONAL DEL PRI   “Tengo la mirada bien puesta en el horizonte; y México entero es ese horizonte. Lo que hacemos bien en Campeche, lo podemos hacer bien en todo el país. Con trabajo en equipo, con unidad, con amor a la nación y con la meta más alta en la mente, estoy listo para construir un nuevo liderazgo nacional”, con estas palabras Alejandro Moreno se asume como el candidato más fuerte para la renovación de la dirigencia nacional del PRI. El gobernador de Campeche es mejor conocido como Alito, y acumula más años dentro de la política que en los que no estuvo cerca de ella. Pertenece a la nueva clase política, jóvenes que a corta edad van ocupado los cargos más relevantes. Desde los 16 años se convirtió en miembro activo del PRI, después decidió estudiar la licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de Campeche. En el año 2000, Moreno Cárdenas fue síndico de asuntos jurídicos del Ayuntamiento de Campeche, lugar que dejó en 2003 para ocupar una curul por primera vez en la Cámara de 2003 a 2006. Posteriormente, se hizo senador de la República de 2006 a 2012, hasta ese momento había sido el hombre más joven dentro del PRI en ganar un escaño. En 2012, volvió a la Cámara Baja. A la par de sus responsabilidades públicas, también comenzó su ascenso en el PRI, comenzando como presidente nacional del Frente Juvenil Revolucionario, pasando por la presidencial estatal en Campeche, hasta convertirse en secretario de operación política del CEN tricolor. Ahora, a tres años de gobierno, Moreno Cárdenas, tiene dos escenarios posibles en el corto plazo, presidir la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), ahora que está por concluir el periodo del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco; y asumir el liderazgo de un partido que después de las elecciones pasó de tener el poder a ser la tercera fuerza política del país. Pero lo que más fuerza le da a Moreno es la buena relación que mantiene con el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, incluso aprovecho su gira de agradecimiento de AMLO por Campeche, para recibirlo con una encuesta que indica que el 82 por ciento de los pobladores del sureste de México están en favor del Tren Maya. Moreno representa una nueva forma de hacer política, en momentos en que el priísmo se encuentra alicaído, pues durante su mandato se ha enfocado en una nueva relación institucional, más firme y con voluntad política.   Por  José Luis Camacho

JOSECAMACHO@GMAIL.COM

@JOSELUISCAMACHO