Haz tu denuncia aquí

El turismo como propulsor de los ODS

OPINIÓN

·
    La Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son la esperanza del mundo para detener el cambio climático antes de que sea demasiado tarde. Son un giro en el modelo industrial de nuestros bisabuelos, dependiente de energías fósiles, y un mecanismo de enfrentar la 4ª revolución industrial incorporando al rezago social, un crecimiento no planeado y un gran desinterés por el medio ambiente. EL turismo puede ser entendido como el principal propulsor de los ODS, ya que además de impulsar directamente los objetivos 8, 12 y 14, mismos que ya se habían comentado, contribuye indirectamente al resto. Como muestra, tomemos solamente dos. ODS 1, Fin a la Pobreza. Las áreas más pobres del planeta tienden a ser las zonas rurales y las áreas naturales. En México, si bien se tiene un extraordinario avance en el cumplimiento de las Metas de Aichi en materia del territorio marino y terrestre bajo declaratoria de Área Natural Protegida, se enfrenta una realidad en la cual tres millones de personas viven en ellas y –en ausencia de opciones productivas- su pobreza se convierte en el principal depredador del medio ambiente que las rodea. Existen ejemplos sobre cómo a través del turismo de naturaleza es posible romper ese círculo vicioso. En mares y costas, los pescadores de especies en peligro de extinción pueden, por ejemplo, reconvertirse en guías de observación de vida marina e instructores de buceo y snorkel. Existen jóvenes que emigran de las propiedades comunales de sus abuelos hacia áreas urbanas, en búsqueda de educación y empleo, y una vez que se han capacitado, regresan a sus lugares de origen y se convierten en anfitriones y administradores de espacios ecoturísticos, como los Paraísos Indígenas ayudando a reducir la pobreza de la zona. ODS 2. Hambre Cero y ODS 13. Combate al Cambio Climático Un estudio de SEMARNAT en 2017 midió el desperdicio de alimentos en México. Concluye que a) se desperdicia la tercera parte de la producción (1.4% del PIB). b) su descomposición genera el equivalente a las emisiones del parque vehicular de la CDMX, Guadalajara y Monterrey juntos y c) si se aprovechara la tercera parte del desperdicio se resolvería la pobreza alimentaria del país. Diversas organizaciones turísticas generan mecanismos innovadores para rescate de alimentos. Ejemplos: la cadena restaurantera CMR en México, el proyecto filantrópico francés Tablée des Chefs, y el Dr. Moez El Shohdi , hotelero y pionero del Banco de Alimentos en Egipto. En la misma línea, la SECTUR desarrolló recientemente un manual de rescate de alimentos con el propósito de potenciar los esfuerzos privados y las capacidades de los organismos turísticos en el país. Las tareas son urgentes para el planeta, en ésta y las siguientes generaciones. Las empresas turísticas son catalizadores del cambio. Romper ese secreto es la primer tarea para quienes estamos directa o indirectamente conectados con este sector.