Haz tu denuncia aquí

Cuates y cuotas en el Congreso

El martes rindieron protesta en el Pleno Javier González Garza, Laura Ángeles Gómez y Estela Carina Piceno

OPINIÓN

·
Una y otra vez los dirigentes de Morena en la Ciudad de México, incluidas Claudia Sheinbaum y la líder del Congreso de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, cuestionaron la política de cuotas y cuates que tenían como práctica común los perredistas. Pero no pudieron ocultar más su ADN amarillo. Este martes rindieron protesta en el Pleno, Javier González Garza, como oficial mayor, amigo de Jesús Martín del Campo; Laura Ángeles Gómez, nueva tesorera, colaboradora de Ernestina Godoy, y Estela Carina Piceno Navarro, como titular de servicios parlamentarios, muy cercana a Eduardo Santillán. Se notó que Carina Piceno tomó el control de la sesión del martes por el desorden en la conducción, donde evidenció el poco conocimiento de la práctica parlamentaria que tienen ella y el presidente de la Mesa Directiva, Jesús Martín del Campo. “Y ahora sigue”, dijo Martín del Campo con el micrófono abierto, buscando hacia atrás a alguien que le auxiliara en la sesión. Por encima del hombro del legislador se colocó Carlos Frausto, gente de confianza de Ernestina Godoy, que le soplaba al oído cada una de las palabras que el legislador repetía; o le acercaban los papeles y leía completas las propuestas de puntos de acuerdo, porque no le prepararon tarjetas ni para sustento normativo, ni para turno. Durante la noche del lunes notificaron a los titulares de esas unidades administrativas que serían relevados del cargo; lo malo es que Piceno Navarro no se preparó para su primera sesión. Resulta que la nueva titular de servicios parlamentarios es gente del vicecoordinador, Santillán, ésa fue razón suficiente para que el Congreso local se brincara las disposiciones legales a las que se refiere la Ley Orgánica en el artículo 95 y establecidas por Reglamento que dirige los trabajos legislativos. El artículo 488 establece los requisitos para encabezar esa área, conocimiento y experiencia de tres años; contar con título o cédula en Derecho o rama fin y 30 años cumplidos; pero Esthela Carina Piceno es pedagoga de la Universidad Westhill, cuya sede es Cuajimalpa, y se tituló recién en 2016. A diferencia de los otros, el cuadro de Santillán se brincó la legalidad, sólo por privilegiar su cuota; porque Servicios Parlamentarios es un área técnica especializada, ahora la joven pedagoga coordinará, supervisará y ejecutará las atribuciones para que se cumplan las funciones legislativas; que la actuación del Congreso se sujete a la Constitución, la Ley Orgánica y Reglamento, curiosamente violentados este martes, con la protesta de Piceno. Además, asistir a la Mesa Directiva para el desarrollo del Pleno, a las comisiones y comités; registrar y compilar acuerdos, el resto de sus facultades están en el 487 del Reglamento. En el caso de Javier González Garza, los perredistas no recuerdan cuándo renunció a su militancia a ese instituto político.  

BARAJASURIAS@GMAIL.COM

 @ESBARAJAS