Haz tu denuncia aquí

¿Quiénes traicionaron a Meade?

Para los cercanos a Meade, las traiciones pudieron haber influido en la enorme distancia con la que AMLO derrotó al PRI

OPINIÓN

·
La victoria de Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial se cifró en el rechazo categórico a un modelo político y económico y sus consecuencias en los últimos 30 años. Pero en el triunfo aplastante de AMLO influyeron otros elementos que poco a poco comienzan a salir a la superficie. Uno de ellos es la existencia de traiciones en la elección del 1 de julio. Una parte importante de la tarea de revisión y reconstrucción de los partidos derrotados es entender las razones que llevaron a más de 30 millones de mexicanos a decidir un cambio político drástico, así como esclarecer las traiciones, las confrontaciones internas y los errores que al final tuvieron un significado relevante en la derrota. En el grupo de amistades y colaboradores más cercanos a José Antonio Meade se ha consolidado la idea de que no todos los gobernadores priistas apoyaron la candidatura del ex secretario de Hacienda. Con el paso de las semanas han comenzado a ver las cosas con más claridad. Algunos están convencidos de que varios gobernadores traicionaron a Meade y negociaron con la oposición en sus estados para que la maquinaria priista –o lo que quedaba de ella– produjera votos para apoyar al enemigo. En el círculo cercano a Meade existe la convicción de que en el Estado de México y en Campeche ocurrieron esas traiciones. Ayer se sumó a las sospechas uno más de los estados que perdió el PRI en las elecciones de julio: Yucatán. El gabinete que dio a conocer el gobernador panista Mauricio Vela puede revelar dos cosas. Una es que Vila y el panismo abrazan una extraña filosofía de compartir y pluralizar el ejercicio del poder. La otra se acerca más a los juegos subterráneos que han marcado varias elecciones: en la clase política yucateca existe la percepción de que antes del 1 de julio hubo un pacto entre las cúpulas del PRI y del PAN, y que esos acuerdos, tres meses después, abrieron paso a una suerte de co-gobierno, una vez que Vila sumó a su equipo a destacados priistas que formaron parte de gobiernos emblemáticos, entre ellos el de Víctor Cervera Pacheco y su sobrina Ivonne Cervera Pacheco. En el equipo de Vila hay rastros del gobierno de Cervera, acusado históricamente por el panismo yucateco de cacique, represor y desacato a las instituciones. Luis Saiden, quien estuvo al frente de la seguridad pública en los dos gobiernos de Cervera, se incorporó al gabinete panista de Vila, en el mismo puesto. Una traición que parece haberle dolido mucho a la gente de Meade es atribuida al gobernador de Campeche, quien ahora ha declarado “la guerra” a López Obrador. Para los más cercanos a Meade, las traiciones pudieron haber influido en la enorme distancia con la que López Obrador derrotó al PRI en la elección, y en el desplome de la votación de este partido en distintas regiones.   WILBERTTORRE@GMAIL.COM @WILBERTTORRE