Haz tu denuncia aquí

Ganar... experiencia

OPINIÓN

·
Fernando Alonso no pudo brillar en Las 24 Horas de Daytona debido a las circunstancias de una carrera difícil para el Ligier 23, que sufrió una pinchadura y un fallo en el sistema de frenos. Estas circunstancias obligaron a perder mucho tiempo en el garaje de United Autosports para ser reparado. De cualquiera manera, ha ganado experiencia que le servirá en el futuro. ¿Será acaso ese futuro Las 24 Horas de Le Mans? Si decide correr en el mítico circuito de Le Sarthe, ese fin de semana no tiene compromiso en Fórmula 1, ya que la fecha programada en Le Mans es el sábado 16 de junio, una semana después del GP de Canadá y una antes del GP de Francia, que este año regresa al calendario del Gran Circo. Mientras tanto, su principal responsabilidad en 2018 es que McLaren salga de ese pozo de frustración en el que Honda lo sumió durante los últimos tres años, al no darle un motor fiable y competitivo. Y hasta que el MCL33 no ruede en Barcelona a finales de febrero, no se sabrá si Renault, como nuevo motorista de McLaren, conseguirá de- volver la ilusión a la escudería británica... y al propio Alonso. La participación del bicampeón español en Daytona despertó una atención especial por parte de los medios, y eso es bueno para el deporte motor en general; es decir, que otras categorías puedan ser conocidas a través del interés que genera la presencia de una estrella del automovilismo. Y en medio de esa efervescencia mediática provocada por Alonso, es preciso seña- lar que en Florida también corrió otro piloto titular de Fórmula 1: Lance Stroll, cuyo equipo (DCR Jota) vio la bandera a cuadros en el lugar número 15. Es la segunda competencia de esta naturaleza en la corta trayectoria deportiva del joven canadiense, actual- mente titular de Williams. Y además de Stroll, el que fuera piloto de Sauber, Felipe Nasr, consiguió encaramarse al podio de la mano de Whelen Engineering, que logró un valioso segundo lugar, mientras que Paul Di Resta, que el año pasado corrió para Williams el Gran Premio de Hungría, en sustitución de Felipe Massa, se llevó el cuarto lugar pilotando el otro coche de United Motorsports, que hacía pareja con el que Alonso compartió con Lando Norris y Phillip Hanson. Otro piloto de fama mundial, el colombiano Juan Pablo Montoya, terminó la prueba en décimo lugar a bordo del Acura de Peske, una muestra de la amplia experiencia que el colombiano ha acumulado en los circuitos de Estados Unidos. Pero quizá lo más trascendente del paso de Alonso por Daytona sea ese afán de no conformarse nunca; de seguir abriendo horizontes demostrando su versatilidad como corredor de autos de carreras, independientemente de la categoría a la que se apunte.