2018, segundo vistazo       

El tipo de cambio acabó bien el 2018, pese a la inseguridad que ocasionó la campaña electoral, el triunfo de AMLO, la cancelación de la construcción del NAICM en Texcoco

Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México
Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México

                                                                                    

Terminamos 2017 con el tipo de cambio peso – dólar en 19.6629 y finalizamos el 2018 en 19.6512, lo cual dio como resultado una apreciación del peso frente al dólar del 0.06 por ciento. El tipo de cambio acabó bien el 2018, pese a la inseguridad que ocasionó, primero la campaña electoral, segundo el triunfo de AMLO, y tercero la cancelación de la construcción del NAICM en Texcoco, lo cual generó presiones alcistas sobre el tipo de cambio, que el año pasado alcanzó su mínimo, 17.9787 pesos por dólar, el 17 de abril, y su máximo, 20.7160, el 15 de junio. Lo anterior quiere decir, uno, que el año pasado el peso tuvo una apreciación máxima frente al dólar del 8.57 por ciento (pasó de 19.6629 a 17.9787 pesos); dos, que en 2018 la moneda mexicana registró una deprecación máxima frente a la divisa estadounidense de 15.22 puntos porcentuales (pasó de 17.9787 pesos a 20.7160); tres, que pese a esa considerable volatilidad, el tipo de cambio terminó 2018 prácticamente igual que como finalizó 2017.

 

Si del mercado cambiario pasamos al mercado bursátil la historia fue distinta. Cerramos el 2017 con el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en 49 mil 376.81 unidades y terminamos el 2018 en los 41 mil 685.05 puntos, lo cual dio como resultado una baja del 15.58 por ciento.

 

Al igual que el tipo de cambio peso – dólar el IPC tuvo un comportamiento volátil durante el 2018. Iniciamos el año con el IPC en 49 mil 376.81 puntos y el 26 de enero, con un alza del 3.41 por ciento, se alcanzó, en las 51 mil 061.69 unidades, el máximo nivel anual del IPC. A partir de entonces, con altibajos a lo largo del camino, se inició una tendencia a la baja, que se agudizó a partir del 29 de octubre, fecha en la cual AMLO anunció la cancelación de la Construcción del NAICM en Texcoco, un grave error (ese día el IPC perdió 4.39 por ciento, en su momento la mayor caída para el año), tendencia que se agudizó aún más el 8 de noviembre, fecha en la cual Monreal anunció la intención de eliminar algunas comisiones bancarias, una enorme imprudencia (ese día el IPC retrocedió 6.17 por ciento, la mayor pérdida del 2018), tendencia a la baja que llevó al IPC a los 39 mil 427.28 puntos, el 26 de noviembre, el mínimo nivel del año. Lo anterior quiere decir que del 1 al 26 de enero el IPC ganó 3.4 por ciento; que del 26 de enero al 26 de noviembre perdió 22.8 por ciento; que del 26 de noviembre al 31 de diciembre ganó 5.7 por ciento, para terminar el año con una baja del 15.6 por ciento.

 

Resumiendo. Terminamos el 2018 con una apreciación del peso frente al dólar de 0.06 por ciento y con una pérdida en el IPC del 15.58 por ciento, pero a lo largo del 2018 se llegó a registrar una depreciación del peso frente al dólar del 15.2 por ciento y una baja en el IPC del 22.8 por ciento.

 

Esta volatilidad, en dos mercados tan sensibles, ¿qué nos muestra?

 

Por ARTURO DAMM ARNAL
@ArturoDammArnal

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo