Haz tu denuncia aquí

Por la supremacía: Canelo-Golovkin

OPINIÓN

·
Ya sea porque sus partidarios lo idolatran, o porque sus detractores minimizan los logros alcanzados en su trayectoria profesional, pero Saúl “Canelo” Alvarez nunca provoca comentarios a medias ni pasa desapercibido. Se dice que es producto de la televisión, y tienen razón en cierta medida en cuanto a exposición, pero nada más, porque he sido testigo de otros peleadores a los que les ofrecieron los mismos reflectores, pero no pasó nada con ellos. Además el carisma y arrastre que tiene Saúl se traen de nacimiento, no se compran en la farmacia. El argumento principal que tienen sus opositores es la calidad de sus rivales, sin embargo, ¿qué pero le ponen a los triunfos obtenidos sobre Miguel Cotto, Amir Khan, James Kirkland, Austin Trout, o Liam Smith? El próximo sábado el “Canelo” tiene la oportunidad de unificar criterios a su favor, casi de manera unánime, de vencer a Gennady Golovkin, el oponente más importante de su carrera. Así es, aún más que Floyd Mayweather jr., al que no se esperaba que derrotara, y que terminó por darle varias lecciones sobre el ring, mismas que Saúl no olvida. Esta vez, y aunque los momios no le favorecen, el “Canelo” tiene que ganar para consolidarse definitivamente. Sabe que este triunfo le darían reconocimiento y respeto instantáneos. Golovkin tuvo marcas impresionantes como amateur, 345-5, fue campeón mundial y medalla de plata en los olímpicos de Atenas 2004. Como profesional está invicto en 37 combates, 33 de ellos ganados por nocout, está a dos defensas exitosas de igualar el record de 20 en peso medio de Bernard Hopkins, y antes de la victoria por decisión en marzo pasado frente a David Jacobs, había acumulado 23 nocouts consecutivos. Curiosamente hay una fuerte conexión entre Golovkin y nuestro país. Su entrenador es Abel Sánchez, nacido en Tijuana, y que es el responsable de haber pulido al triple G (Gennady Gennadyevich Golovkin) quien se caracterizaba por un boxeo rígido, producto de su formación en la vieja escuela rusa, pero al que le faltaba ataque. ¿Qué hizo Sánchez? Lo primero, largas sesiones de video tomando como modelo a Julio César Chávez padre. No cabe duda de que la función del sábado es de enormes proporciones. Se la disputaron el Estadio de los Vaqueros, Dodger Stadium, el Madison Square Garden, Dubai y Londres. Ya se vendieron los 20,500 boletos de la T-Mobile Arena, en la Unión Americana se transmitirá en pago por evento, y en circuito cerrado en hoteles de Las Vegas y en 400 cines a nivel nacional. Es lo mejor que el boxeo puede ofrecer. Es la cita con la historia para el Canelo y Golovkin.   Columna anterior: NFL 2017: lo que hay que saber