Haz tu denuncia aquí

Política exterior, nuevo rumbo

OPINIÓN

·
Después de que durante 17 años la política exterior mexicana se caracterizó por “dar palos de ciego”, o por decirlo más elegantemente, “haber perdido la brújula” y volverse timorata, parece que está encontrando el rumbo para recuperar el liderazgo que le caracterizó hasta antes del gobierno del “cambio sin rumbo” de Vicente Fox. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México es una de las grandes instituciones que debe orgullecer a todos los mexicanos, dicen los miembros del servicio exterior mexicano, los de carrera, claro, no los improvisados, ineptos, ignorantes que han ocupado cargos importantes como embajadas, consulados, y hasta la titularidad de la dependencia, que nunca defendieron valientemente los intereses de nuestros país ante las amenazas externas; bueno, ni las manos metieron cuando mandatarios extranjeros calificaban al presidente de la República en turno de “cachorro del imperio” y otros adjetivos horribles, horribles. Para qué, si las ofensas se podían resolver invitando a “Chente” Fernández para que se cantara unas rancheras a dúo con Hugo Chávez, apuntan los observadores. Y quién no recuerda el “comes y te vas”, que, por sugerencia del gobierno de Estados Unidos, Vicente Fox le aplicó a Fidel Castro.  ¡Ya mejor ni sigan recordando cosas tan horribles y humillantes porque nos van a dar ganas de llorar, comentan los diplomáticos de carrera. La relación con los Estados Unidos, después de que el “loquito pata suelta” de la extrema derecha, llegó a la Presidencia de la República, se ha vuelto más compleja, escabrosa y delicada, sobre todo por las estulticias que con frecuencia declara el vecino.  Y con Venezuela donde también gobierna otro loquito, aunque este de la extrema izquierda, “están en la tablita”, luego de que México ha criticado duramente al presidente Maduro, quien en un arranque de esquizofrenia arremetió contra el presidente de México y todos los mexicanos. Lo menos que podríamos hacer es mandarle a “Nico” el grito que los aficionados al fútbol corean cuando despejan los porteros. Pero sería caer en la provocación y ponerse a la altura de un dictadorzuelo. Aunque los pendencieros sugieren que si insiste en sus ofensas le respondan con las cinco palabritas que le dijo Juan Carlos I, Rey de España —durante la Cumbre Iberoamericana de 2007— al fallecido comandante presidente venezolano Hugo Chávez: “¿Por qué no te callas?” Acompañada de un calificativo, nada más uno.   AGENDA PREVIA ¡De qué se trata! Exclamaron los perplejos cuando se enteraron de que Jorge de la Vega Domínguez, ex dirigente del PRI, presidirá la mesa “Regreso al pasado”, perdón “Visión del Futuro”, en la próxima Asamblea del PRI. Con el debido respeto, pero a Don Jorge “ya no le sube el agua al tinaco”, opinan los malosos del tricolor, quienes expresan su preocupación porque De la Vega “pierda el avión”. Pues que se vaya a Guadalajara, donde será el evento, por carretera, sugieren los bisoños.   Columna anterior: "Cupuleros" olvidadizos