Haz tu denuncia aquí

Hilda Flores Escalera: La XXII Asamblea Nacional Ordinaria del PRI es la Asamblea de las causas de las mujeres

OPINIÓN

·
En la mesa de Estatutos de la XXII Asamblea del PRI se realizó una propuesta seria, de avanzada, que fue construida a partir de las voces de todas las mujeres del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) del país. Me gustaría compartir los cambios más destacados en los Estatutos.   Se propuso incluir el principio de paridad de género. Esto ya es una realidad a partir de la reforma política de 2014. Gracias a nuestro Presidente, Enrique Peña Nieto, que con su sensibilidad y visión apoyó la inclusión de la paridad a nivel constitucional, en el Congreso de la Unión se trabajó para que la mitad de las candidaturas se les otorguen a mujeres.   Se requiere armonizar nuestros Estatutos para incluir la paridad en las candidaturas. Vamos por la paridad vertical y horizontal. Esto implica que las candidaturas a presidencias municipales, alcaldías, diputaciones y senadurías se otorguen de manera paritaria a hombres y mujeres.   De igual manera, en los Estatutos se incluirá que las listas para ayuntamientos, concejos, diputaciones y senadurías plurinominales, se realicen de manera alternada entre hombres y mujeres. Y las personas que les sustituyan, deberán ser del mismo género. La paridad es un instrumento para la democracia.   Pero en nuestro Partido no pretendemos hacer simulación con la paridad. Para ello, desde los Estatutos quedará asentado que la paridad debe ser competitiva. Esto significa que no se asignen candidaturas de manera preponderante a alguno de los géneros, en lugares donde el Partido no haya obtenidos buenos resultados en la elección pasada.   Y también incluiremos la paridad en la vida interna del PRI. Para ello, el Comité Ejecutivo Nacional, así como los Comités Directivos de los Estados, municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, deberán ser integrados en paridad.   En el PRI cerramos filas contra la violencia política. Ahora será un derecho de la militancia el ejercicio de la política libre de violencia. En consecuencia, la violencia política será motivo de sanciones, así como requisito para ocupar la Presidencia o Secretaría General del Partido.   Sobre la pregunta de poner candados para las candidaturas, las mujeres del ONMPRI somos enfáticas: Es indispensable que cualquier persona que aspire a una candidatura del PRI no haya sido condenada por violencia política.   También, vamos a actualizar las finalidades del ONMPRI. Ahora, el ONMPRI será el organismo rector en materia de género y no discriminación contra las mujeres. Vamos a tomar con mucha responsabilidad la elaboración y ejecución del Programa Anual de Trabajo para el liderazgo político de las mujeres.   Ahora bien, en los documentos básicos proponemos contar con lenguaje incluyente y no sexista. Este cambio no es sólo gramatical. Es una demostración de que la política no es sólo de hombres.   Todo el lenguaje es reflejo de la manera en cómo se concibe la realidad. Si en la forma de expresarnos no aparecen las mujeres es porque no creemos posible que haya mujeres en los lugares de toma de decisiones.   No es exagerado afirmar que cambiar el texto de “Presidente” a “la persona titular de la Presidencia”, impactará en la visión de las siguientes generaciones.   *Senadora y Presidenta del organismo nacional de mujeres priistas