Haz tu denuncia aquí

Morena se juega todo

OPINIÓN

·
El Consejo Político de Morena en la Ciudad de México decidió que Claudia Sheimbaum, Martí Batres y Ricardo Monreal participen en una encuesta para definir al candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Hace unos días escribí aquí mismo que los tres aparecían como los aspirantes más fuertes, pero ignoraron a un cuarto contendiente con posibilidades: el senador Mario Delgado. Mario Delgado mantuvo bajo perfil ocupado en tareas encargadas directamente por el presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, pero en ningún momento renunció a su aspiración. Recordemos que en 2012 pretendió ser candidato a jefe de gobierno, cuando aún militaba en el PRD. Sin embargo, se hizo a un lado porque, de acuerdo al método de elección, las circunstancias no le favorecían. El Consejo local de Morena decidió que fueran Monreal, Batres y Sheimbaum los participantes en la encuesta porque los estatutos solo contemplan a tres contendientes, pero eso no corta las posibilidades de Mario Delgado. El Comité Ejecutivo Nacional de Morena tiene facultades para incluir dos nombres más, por lo que Delgado confía en que su cercanía con López Obrador, más su trabajo y experiencia le den uno de esos espacios. Los resultados de la reunión del sábado, controlada por Martí Batres como presidente del partido en la Ciudad de México, no sorprenden a nadie. Batres tuvo el voto de 84 consejeros, Sheimbaum 76, Monreal 64 y Delgado solo 4. Por eso, el proceso que viene para el partido de López Obrador no es cosa menor. Para nadie es un secreto que la Ciudad de México es el gran bastión de Morena. De ahí que sea tan importante que el proceso de selección de su candidato a jefe de gobierno sea impecable. Solo así, Morena podrá desmarcarse de los procesos de selección viciados, herencia maldita del PRD, y del ADN priista que algunos le atribuyen por la manera unipersonal de designar a sus candidatos. Quienes están cerca de la toma de decisiones en Morena aseguran que López Obrador no se ha manifestado por ninguno de los suspirantes a jefe de gobierno. Confían que la encuesta arroje al mejor candidato o candidata que les asegure ganar por primer vez el gobierno de la capital del país. Pero, Morena podría perder algo más que la Presidencia de la República el próximo año: su supervivencia. ¿Por qué? Porque no puede descartarse un escenario poco probable, pero no imposible. Si López Obrador no gana la Presidencia, y Morena no gana el gobierno de la Capital, su futuro será incierto. Por su desgaste físico y político no se ve cómo López Obrador pueda encabezar seis años más la lucha de Morena por el poder sin su plaza principal, la Ciudad de México. Tampoco se ve quién pueda tomar la estafeta de AMLO en Morena. CANDADO Enrique Krauze desafió a López Obrador. Criticó su indefinición ante la represión del gobierno de Nicolás Maduro. “Si AMLO no condena al régimen de Maduro, los mexicanos sabremos a qué atenernos en el caso de su triunfo en las elecciones de 2018”, escribió Krauze. ¿Responderá López Obrador?   Columna anterior: PRI bipolar