Haz tu denuncia aquí

La negociación del TLC será difícil, advierte economía

OPINIÓN

·
En las entrañas de la Secretaría de Economía, que encabeza Ildefonso Guajardo, se comenta que la negociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos será difícil, a pesar de que lograron concretar un buen acercamiento con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, con el tema del azúcar.
Ross, de hecho, quería festejar la semana pasada, invitó a Ildefonso a firmar el acuerdo y celebrar. Pero el mexicano tenía que viajar a Colombia, a la Cumbre de la Alianza del Pacífico, junto con el presidente Enrique Peña Nieto, el titular de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y el de Hacienda, José Antonio Meade. Por eso fueron los subsecretarios los que formalizaron la negociación.
Sí, el acuerdo azucarero demuestra que es posible llegar a buenos términos con Estados Unidos, a pesar de su presidente, Donald Trump.
Pero esta negociación apenas empieza. En el tema azucarero, México tenía fichas con qué jugar (atún). Fue un buen experimento, porque en todo momento Ildefonso y su equipo jugaron con las cartas sobre la mesa, de buena fe. Comenzaron a negociar el pasado 5 de marzo, y se empantanó la negociación el día del cumpleaños del secretario de Economía, el 29 de abril. Ildefonso medio celebró buscando arreglar las cosas, retomar las charlas, algo que sucedió hasta el 5 de mayo.
En el estira y afloja, uno de los primeros mensajes que México envío específicamente a Robert Lighthizer, representante comercial de EU, es que los negociadores mexicanos los ayudarán en todo lo que quieran, pero sólo a través de la expansión del comercio, no a través de restricciones. "Si me pides que mejore el balance comercial poniéndome cuotas, o aranceles, olvídalo", le aclararon. Y no le gustó.
Otro enfrentamiento que se va a observar en las negociaciones es por un capítulo muy fuerte anticorrupción.
Por ejemplo, se negociará que las empresas que proveen servicios en América del Norte, sean estadunidenses, mexicanas o canadienses, estén sujetas a un tribunal trilateral en caso de cometer algún delito en la zona o no cumplir algún acuerdo.
En una entrevista con El Heraldo de México publicada el pasado 26 de mayoJaime Serra Puche, ex secretario de Comercio de México en los años 90 y responsable de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, propuso a los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos incluir un acuerdo de anticorrupción en la modernización del pacto comercial trilateral. Y ya lo escucharon las autoridades de los tres países, pues el tema ya está comentándose informalmente.
Serra consideró necesario que las empresas canadienses, estadounidenses y mexicanas que operan en la región tengan las mismas reglas sobre este tema. “Un acuerdo anticorrupción no solamente pondría reglas legales, sino que le daría mucha competitividad y transparencia a la región y a los negocios frente a otros países del mundo que todavía tienen muchos problemas. México, en particular, tiene muchos problemas y esa sería una forma de empezar a corregirlos”, dijo.