Más universal que nunca

OPINIÓN

·
Ni duda cabe que el béisbol es un deporte que ha ampliado sus horizontes. En los últimos años no solo es popular en Norteamérica, el Caribe, y Asia (el número uno en Corea del Sur y Japón), sino que además empieza a extenderse en Sudamérica y Europa a través de ligas semi profesionales. De lo anterior ya estaba consciente, sin embargo después de transmitir el partido del sábado anterior entre Toronto y Cleveland, decidí realizar una investigación más a fondo, al despertarse mi curiosidad luego de anotar los órdenes al bat. Iniciaron por los Indios los dominicanos Edwin Encarnación, José Ramírez, Carlos Santana, Abraham Almonte y Danny Salazar, así como el puertorriqueño Francisco Lindor, el brasileño, si brasileño Yan Gómez y el colombiano Giovanny Urshela. Del lado de los Azulejos la cuota fue más baja, pero incluía al dominicano José Bautista, al cubano Kendrys Morales, y al canadiense Russell Martin. Si tomamos en cuenta los rosters del día inaugural, el 29.8% de los peloteros nacieron fuera de la Unión Americana, un nuevo record, dejando atrás el 29.2% del 2005. República Dominicana estuvo al frente con 93 jugadores, seguido por Venezuela con 77 y Cuba con 23. México contribuyó con una discreta nómina de 9 elementos. Los 259 beisbolistas foráneos provienen de 19 naciones y territorios, que también es una marca. La estadística se lleva desde 1995. Esta tendencia también ha permeado en otros deportes estadounidenses. En la recién finalizada temporada de la NBA actuaron 113 jugadores nacidos en el extranjero, un record, de 41 países y territorios. Y aunque más lentamente, la NFL seleccionó a 12 jugadores nacidos fuera de Estados Unidos el año anterior y a 4 en abril pasado. En 1947 cuando se rompió la barrera del color en grandes ligas, la presencia de jugadores latinos era mínima, del 0.7%, y la asiática inexistente. En la actualidad los latinoamericanos representan el 27.4% de los jugadores, al tiempo que Asia, el 2.1% de los beisbolistas. Desde la aparición de Robinson a la fecha los afroamericanos han recorrido un largo y exitoso camino, que los llevó hasta el 18.5% del total en grandes ligas en 1975, aunque a la fecha el promedio ha decaído hasta el 6.7%, ¿ la razón ? los equipos han dedicado más espacios en sus rosters a catchers y pitchers, y muchos de esos lugares han sido destinados a latinos, que hoy en día suman un poco más del 20% del total de las lanzadores, diez veces más que los afromaericanos. Otro motivo es que los jóvenes deciden dedicarse a otro deporte. El 75% de los jugadores de la NBA y el 70% de la NFL son de color.   Columna anterior: El renacimiento de Roger Federer