Arquitecto de su fortuna

OPINIÓN

·
Los obsesivos del neuromarketing incluyen hasta la numerología como parte de una estrategia de imagen. Cuando el sentido es eficaz, entonces todo cuadra y la historia del Chicharito parece como extraída de un cuento de hadas futboleras, que sigue al pie de la letra un creativo guión. CH14 es otro naming de Javier Hernández Balcázar, nieto de Tomás Balcázar, integrante de las Campeonísimas Chivas, e hijo de Javier Chícharo Hernández, jugador que llegó a estar en un Mundial con el Tri en México 86. Tanto respeta el número asociado a su marca personal, que lo distingue en sus cuentas de Twitter e Instagram —en cuya biografía él mismo aclara que no tiene Facebook— y no importó que en los dos años servidos al Bayer Leverkusen le asignaran un número distinto: el "7". Pareciera que los astros se alinean siempre con este ariete. Pocos jugadores han sabido manejar su imagen de una manera tan clara y bien dirigida. A Javier no le conocemos escándalos de su vida amorosa o familiar, tampoco dentro de la cancha, donde se caracteriza por su disciplina y sin romper una línea más allá de sus goles con remates inverosímiles. En la trilogía de películas GOAL!, producidas entre 2005 y 2008 por la FIFA, el actor Kuno Becker fue rapado al estilo del Chicharito, por sugerencia de las autoridades del organismo, al detectar la fuerza del carisma de Javier, que por esos años usaba un corte similar. La serie muestra a un protagonista con el ímpetu de los predestinados, un latino que lucha desde abajo y batalla para no ser borrado de la Premier League, sufrir para ser considerado suplente hasta ser titular, y dar el salto al poderoso Real Madrid. Vale la pena recordar que el Chicharito o eterno relevo de lujo, llegó a los merengues hasta el 2014, seis años después de la última secuela. Lo que no es imaginado es el sentido estratégico con el que se ha movido. Al igual que Cristiano Ronaldo se convirtió en una marca poderosa desde su naming Cristiano, con la carga simbólica del término, y su apócope distintivo CR7, con su eterno contendiente Lionel Messi, vuelto un hit como MessiAs, o el tradicional D10S de Diego Maradona, CH14 labra su propio camino con una imagen fincada desde su temperamento como gladiador del terreno de juego. Y tiene otra ventaja, es el niño bueno de la película, eso que al pueblo mexicano sediento de líderes y héroes verdaderos le encanta en todas las épocas. Según el portal estadounidense Celebrity Net Worth, autodenominado como el website de los futuros billonarios, y que reporta los activos y movimientos financieros de las figuras públicas, expone que el patrimonio de Javier consta de 17 millones de euros. Es real que el Chicharito es un buen arquitecto de la fortuna que gana. Porque en esta vida terrenal, estimado Fan, no obtienes lo que mereces, sino lo que sabes negociar.