Los viajes de Mancera

OPINIÓN

·
En la foto Miguel Ángel Mancera sostenía un gran cuadro oficial y una leyenda: “Agradezco el reconocimiento como Visitante Distinguido por parte del presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez”. La indignación que causó la foto en la Ciudad de México no fue ocasionada por el evento sino por el hecho de que, a esa misma hora, una lluvia torrencial provocó un caos que obligó a cerrar varias líneas de transporte público y arrebató sus pertenencias a familias enteras. Mancera no respondió a los reclamos directamente. Unas horas más tarde divulgó una serie de fotografías en las que se le veía con un atuendo informal: “Realizamos supervisión a servicios de emergencias, desde el #C5 por lluvias en #CDMX”, anunció. El incidente revivió una de las críticas más constantes que ha padecido el mandatario durante su gobierno. ¿A dónde ha viajado y con qué dinero? Es difícil saber en cuántas ocasiones Mancera ha estado en otra ciudad u otro país mientras se suscita una emergencia en la Ciudad de México. Información oficial obtenida por el portal El Andén indica que, entre diciembre de 2012 y abril de 2017, realizó 27 viajes internacionales, que duraron 70 días.
Entre los destinos se incluyen Francia, Kuwait, Dubai, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Brasil, Panamá, Colombia, China, Argentina, Uruguay y al menos 11 estados de México, de acuerdo con una cronología de los últimos cuatro años, realizada para esta columna.
El elemento central de la polémica, sin embargo, no ha sido cuántos viajes ha hecho, sino cuánto le han costado.
El registro oficial de la jefatura de la Ciudad, consultado por El Heraldo de México, contabiliza únicamente dos salidas con viáticos pagados en los primeros meses de su gestión, febrero y abril de 2013, a Guadalajara, con gastos de 11 mil 386 pesos. Sin embargo, en la mayoría de los viajes Mancera no ha estado de vacaciones, sino que ha participado en conferencias sobre cambio climático o ha presentado el programa Médico en tu Casa, una iniciativa de la Ciudad de México que busca llevar la ayuda hasta las zonas de menos recursos. ¿Por qué insiste entonces en que ha costeado los viajes con su dinero? En distintas entrevistas y respuestas a solicitudes de información, Mancera ha repetido que él paga el avión, los hoteles, los alimentos, por lo que no hay en los registros de gobierno comprobantes de gastos. Al final del verano, Mancera dejará su puesto y se lanzará a buscar la candidatura presidencial. Considero que ya como precandidato no le será tan fácil sortear el tema de sus gastos, y sus ingresos, en una campaña en que cada centavo se mirará con la lupa de la transparencia y con las eternas sospechas de la corrupción.
  Columna anterior: Sistema penal, una portería más ancha