Michoacán: seguridad de papel

OPINIÓN

·
Michoacán de Silvano Aureoles tiró todo el trabajo que desarrolló Alfredo Castillo para garantizar la seguridad de la población, ya que la mayoría de las fuerzas armadas de la localidad no cuentan con el equipamiento ni las condiciones para enfrentar al crimen organizado.
Esta situación originó que nuevamente los empresarios e industriales de la localidad vuelvan a recibir amenazas y sufran extorsiones, lo que pone en riesgo miles de empleos y en riesgo la precaria situación económica de la entidad.
De acuerdo con fuentes de la policía local, más de 600 elementos carecen de armas, por lo que la mayoría opta por "acuertelarse" en las distintas Bases de Operaciones Mixtas (BOM). Entiéndase: los narcos presumen hasta en Facebook sus armas y sus camionetas, mientras que los encargados de cuidar a la ciudadanía e imponer el orden, tienen miedo de salir a las calles.
El Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) es uno de los más golpeados por las malas condiciones de trabajo, según algunos mandos, ya que los cuarteles carecen de condiciones básicas para realizar los trabajos para resguardar a la gente.
Juan Bernardo Corona Martínez, secretario de Seguridad Pública espera que la solución sea el nuevo Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia (C5i), mismo que será el más grande de América Latina y albergará a todas las corporaciones de seguridad, auxilio y procuración de justicia de la entidad.
Pero, de acuerdo con las mismas corporaciones, esta obra solamente garantiza millonarias ganancias para las empresas que equiparán el C5. Sólo eso. Y afirman que quien está detrás de este millonario negocio es  Ariel Picker, cabeza de Seguritech, empresa que tiene por lo menos 20 estados como clientes.
Así se presenta en LinkedIn: "Soy Ariel Zeev Picker Schatz, realicé mis estudios en la Universidad Iberoamericana del Distrito Federal graduado de Ingeniero Industrial. Actualmente soy Presidente del grupo Seguritech, empresa proveedora de equipos de videovigilancia con un sólido compromiso en el ámbito de seguridad y con 20 años de experiencia en la industria".
Miguel Alonso, secretario particular del gobernador Silvano Aureoles, está preocupado por la situación actual, ya que mientras hay elementos que no cuentan con equipo para combatir la inseguridad, existe un gasto excesivo en renta de helicópteros y otros insumos que no contribuyen a erradicar la violencia. Un ejemplo de ello es la tecnología que, si nadie sabe cómo utilizarla, sean cámaras o drones, no sirve para nada. Una cosa es instalar equipo y otra saberlo utilizar para combatir el crimen.
Sería bueno que la PGR de Raúl Cervantes, Sedena de Salvador Cienfuegos y Marina de Vidal Soberón investiguen a este empresario y los trabajos que desarrollan los elementos de Seguridad Pública de Michoacán, porque los empresarios locales estan preocupados por la situación que se vive en la entidad y temen se ponga peor.