Haz tu denuncia aquí

A separar la basura

OPINIÓN

·
Si hay algo que no nos gusta a los habitantes de la ciudad de México es lidiar con la basura. La recolección de residuos sólidos es vista como un “sub empleo”, propio del personal de servicio; nadie quiere tocar u oler sus propios residuos. Tengo que decirle que ahora, más que nunca, nos involucraremos con nuestra propia basura. A partir del 8 de julio inicia la aplicación de una nueva norma ambiental que nos obliga a separar los residuos en cuatro categorías. Es más sencillo de lo que parece. La norma NADF-024 establece separar la basura en: Orgánicos: restos de alimentos, verduras, hortalizas, cascarones de huevo, huesos, residuos de jardinería; Inorgánicos Reciclables: papel, cartón, vidrio, pete, metales, todo tipo de textiles, tetra pack; Inorgánicos No Reciclables: bolsas de frituras, pañales, toallas sanitarias, colillas de cigarros, unicel, curitas; Manejo especial y voluminosos: colchones, tambores, refrigeradores, estufas, lavadoras, micro ondas -¿Le suena familiar? Es importante que lea y estudie esta clasificación porque ahora se realizará una revisión exhaustiva de los residuos que se producen en la ciudad, debido a que los Orgánicos se destinarán a una Planta de Biodigestión de basura para la producción de gas metano, cuya licitación se lanzará en el mes de julio, y los residuos Inorgánicos No Reciclables serán destinados a la planta de termo valorización, que le describí en este mismo espacio el 5 de mayo pasado, para la generación de energía eléctrica y con ella impulsar el Sistema de Transporte Colectivo Metro. Jaime Slomiansky, titular de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México, explicó que la nueva norma impulsa el principio de “Basura Cero”; dejar de llevar residuos a rellenos sanitarios por medio de la reducción de basura, la reutilización de diversos materiales, el reciclaje de materias primas y lo restante dirigirlo a la termo valorización y biodigestión y así producir energía eléctrica limpia para la ciudad. El proyecto es impresionante, si todos participamos con la separación de basura en estas cuatro categorías, la eficiencia de las plantas generadoras de energía será óptima. Slomiansky confía que será con el tiempo que la ciudadanía asimile los nuevos criterios de separación y recolección de residuos sólidos. Se dará la información adecuada para que en el corto plazo estos procesos sean cosa de todos los días.   Ojos que sí ven En “tierra de nadie” se ha convertido el paradero de Cuatro Caminos, la zona limítrofe entre la delegación Miguel Hidalgo y Naucalpan, Estado de México. Desorden vial, ambulantaje, basura, inseguridad y bandas de ladrones, tienen en jaque a más de medio millón de personas que transitan por la zona. Si ya saben quiénes son y cómo operan, ¿por qué no los detienen?   Columna anterior: Ciclovías, ¿necesarias o a la fuerza?