Descoordinación en el gobierno por la Línea 7

La suspensión de la obra de la Línea 7 del Metrobús ha evidenciado que las áreas del gobierno de la Ciudad de México, no intercambiaban información y les faltó coordinación para defender un proyecto toral para este sexenio. Al consejero jurídico, Manuel Granados lo dejan muy mal parado en cada explicación que hace.   Con ese tono que usa para darle certeza a sus palabras y papeles en mano, Granados Covarrubias en conferencia de prensa quiso echar abajo los argumentos del juez federal que ordenó el cese de la obra y aseguró que “la Línea 7 no entra al Bosque de Chapultepec. No se afecta el área natural protegida”.   Al parecer, el consejero Manuel Granados no intercambió tarjetas con Edgar Tungüí Rodríguez, pues en la audiencia incidental que tuvieron con el juez federal el 9 de junio, la Secretaría de Obras dijo otra cosa:   “La Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México manifestó que: i) efectivamente se están llevando a cabo las obras de construcción de la Línea 7 del medio de transporte público Metrobus, ii) que dicha obra si va a transitar por la Avenida Paseo de la Reforma pero que no se va a afectar su estructura esencial, iii) que la obra en comento intervendrá en áreas naturales protegidas del Bosque de Chapultepec…”, se establece en el expediente.   Lo mismo pasó con los permisos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), porque habrá intercambio de comunicados, pero en el expediente judicial queda establecido que es Paseo de la Reforma es un monumento histórico protegido por una ley federal.   Ahora, la autoridad capitalina está defendiendo la obra de la Línea 7 que tiene un costo público para los habitantes de esta ciudad y finalmente será un servicio de transporte concesionado.   Para empezar el gobierno de la Ciudad de México contrató por 38.2 millones de pesos a una empresa Coordinación Técnico Administrativa de Obras para que supervisara técnica, administrativa y financieramente la obra, de acuerdo con la licitación DGPE-LPN-006-16. Ahora con la suspensión parece que la firma no hizo muy bien su trabajo.   Contrató por 1098.9 millones de pesos para hacer el corredor vial al Consorcio de Ingenieros, Constructores y Consultores que se asoció con Instalaciones y Mantenimiento de equipo de Radio Comunicación, SEMEX, Desarrollo Económico Industrial Mexicano, de acuerdo con la licitación LO-909005999-E3-2016.   Además concesionó por 20 años la operación de los autobuses que circularán en este tramo a Operadora Línea 7 con 48 autobuses que representan el 54 por ciento del total que va a circular, y a Sky Bus Reforma con 42 autobuses.   Aunado a ello se comenta que la Consejería Jurídica contratará despachos de abogados para que lo apoyen en este juicio. Así que muy cara le sale a la ciudad esta Línea 7, gracias a la descoordinación.   Columna anterior: Mancera copiando a López Obrador    

Compartir