Turismo: alternativa viable para el desarrollo


Agustín García Villa


  Es verdaderamente pasmante la intensidad a la que crece el turismo a nivel mundial. En 1950 el flujo de turistas internacionales era de alrededor de 50 millones, pero en 2015 ascendio?, segu?n la Organizacio?n Mundial del Turismo, a ma?s de mil 200 millones de personas, lo que habla de un vertiginoso crecimiento, que en los u?ltimos an?os supera el 4 por ciento y genera el 10 por ciento del Producto Interno Bruto mundial. Pero ma?s impactante au?n, es la importancia que en Me?xico ha venido adquiriendo dicha actividad, que crece a ma?s del doble de la tasa mundial y se constituye en la tercera fuente generadora de divisas del pai?s, adema?s de ser uno de los principales creadores de empleo a nivel nacional.
Es indudable el impulso recibido por e?ste sector en los u?ltimos an?os, al pasar del lugar 13 en el ranking mundial de visitantes extranjeros, al 8 en 2016, gracias a un gran esfuerzo de promocio?n, coordinacio?n y concertacio?n, mediante la captacio?n de nuevas inversiones, la modernizacio?n y ampliacio?n de la infraestructura existente, asi? como la atraccio?n de nuevos mercados de turistas al pai?s.
Quiza?s, el gran imperativo actual resida en desarrollar una estrategia de largo plazo que garantice, por una parte, la constante renovacio?n y equipamiento de nuestros destinos, y por otra, la llegada de un turismo de mayores ingresos, a trave?s de nuevos productos de clase mundial, capaces de integrar en su totalidad zonas como la del Sureste, el Mar de Corte?s o la Sierra Tarahumara, por so?lo enumerar algunos.
Ante la incertidumbre que hoy plantean las medidas proteccionistas que empiezan a asumir algunos pai?ses muy importantes en nuestra relacio?n comercial, como los Estados Unidos -ve?ase el reciente Acuerdo Azucarero-, la actividad turi?stica puede significar una alternativa de gran importancia para nuestro desarrollo.  
 

Compartir