Hacer industria en el sur

¿Cómo hacer que el desarrollo llegue a todas las regiones?

El Norte y Bajío industrializados y el sur rezagado es la fotografía económica de México. Mientras en el Bajío algunas entidades crecen entre 8 y 10% anual, al nivel de las mejores economías asiáticas, el crecimiento en algunos estados del sur llega apenas a 1%. ¿Cómo hacer que este desarrollo llegue a todas las regiones? La estrategia de la administración federal es la creación de 10 Zonas Económicas Especiales (ZEE), proyecto a cargo del empresario oaxaqueño Gerardo Candiani, pero el gran cuestionamiento desde el anuncio ha sido si los incentivos económicos serán suficientes para convencer a las empresas de invertir en estas zonas, principalmente de Oaxaca y Chiapas, en donde los conflictos sociales ponen en jaque al estado de derecho, donde no hay cadenas de proveeduría, y falta infraestructura y mano de obra especializada. En Guanajuato, gobernado por Miguel Márquez, por ejemplo, no es noticia que cada semana una empresa anuncie una inversión, inaugure una planta o instale la primera piedra de una fábrica. Sin embargo, en las entidades del sur esto no pasa frecuentemente, o mejor dicho, no pasa casi nunca. Dicen que una golondrina no hace verano, pero hace casi 20 años (1998), en Chiapas se asentó la empresa Yazaki-Arnecom, de capital japonés. El reto fue mayúsculo, principalmente en cuanto a encontrar la mano de obra adecuada y en temas tan puntuales como el de la asistencia. A la fecha ha invertido 1,000 mdp en la entidad, siendo uno de los principales empleadores privados, con 5,500 plazas laborales, allí donde el principal patrón es el gobierno. La firma, dedicada a fabricar arneses, cable automotriz y paneles de instrumentos para vehículos Chrysler, Nissan, Renault y Subaru, cuenta con 6 plantas: 2 en Tuxtla, 1 en Ocozocoautla, 1 en Villaflores, 1 en Huixtla y 1 en Tapachula, y envía su producción a Cuernavaca, Aguascalientes, Saltillo, San Luis Potosí y Nashville, Estados Unidos. Yazaki-Arnecom que también posee plantas en Centroamérica, lo logró, se tropicalizó. ¿Fue el empeño y perfeccionismo japonés? No lo sé, el punto es que conoce perfectamente el quehacer de negocios en el sur y ya se encuentra edificando su séptima planta, que estará también Tapachula. ¿Qué tan difícil es hacer industria en el sur? Seguramente el gran reto de las autoridades será ese. Y por el bien de la región, deseamos que les vaya como a Yazaki-Arnecon. Cash Más de 500 empresas de los 18 clústeres de TI que hay en el país se reunirán este 1 y 2 de junio en Aguascalientes, en el 14 Congreso Nacional de Clústeres de Software y Tecnologías de la Información bajo el tema “Go to market”. Participan el Cluster Automotriz de Aguascalientes; Proméxico, dirigido por Paulo Carreño King; así como el INADEM, del recientemente nombrado Alejandro Delgado Ayala, entre otros. finanzasalportador@gmail.com Columna anterior: Manufactura 4.0

Compartir