Haz tu denuncia aquí

Graco intenta otra vez eliminar al Cuau

OPINIÓN

·
Uno de los más beneficiados por la inhabilitación de seis años del alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, se llama Rabindranath Salazar, su competidor interno en la coalición Juntos Haremos Historia, porque al quedar fuera de la jugada, el exfutbolista rumbo a 2018, la cancha solita queda al senador Salazar para hacerse de la candidatura al gobierno de Morelos. El acuerdo de la coalición conformada por Morena, PES y PT en Morelos, donde la otra coalición Por México al Frente no cuajó, fue hacer una encuesta –con fecha por definir– entre el Cuau y Salazar para que quien resulte arriba, se quede con la candidatura. Salazar no la tendría fácil. Cuau, junto con Yuya, una chavita youtuber que ofrece tutoriales de belleza, son los más populares en tierras del general Zapata. –Debería estar feliz por la inhabilitación de Blanco– le dije a Salazar durante una charla telefónica después de oírlo indignado y acusar a Graco Ramírez de usar el aparato de justicia para perseguir adversarios. –Siempre me ha tocado competir en las internas y ganar. Tanto Encuentro Social como el PT son grandes aliados de Morena- dijo el legislador con 28 años de carrera ininterrumpida. Como el aspirante de Morena, Hugo Eric Flores, presidente del PES me dijo en un mensaje de voz por whatsapp, que tienen lista la impugnación ante el Tribunal Administrativo federal para revertir la sentencia del tribunal local que sanciona al Cuau por incumplimiento del pago por 27 millones de pesos a la empresa Totcher, SA. de CV. por adeudos acumulados en la prestación del servicio de recolección de basura. Graco Ramírez está obsesionado con el exfutbolista. En dos años y medio ha intentado todos los medios para eliminarlo del campo de la política. Sabe que es el enemigo a vencer. Pero ninguna le ha ganado. Cuau lo ha goleado tres contra cero. Éste sería el cuarto y la humillación para el gobernador que no quiso responder nada sobre el tema. Dejó en visto el mensaje de texto. Las derrotas de Graco consisten en un paquete de tres investigaciones penales, una por supuestos nexos con el narco; otro de quejas administrativas por la manera de gobernar de Blanco; y el juicio político por incumplimiento de requisitos de elegibilidad que operó Rodrigo Gayosso, hijastro de Graco, líder del PRD y aspirante a heredar el trono del padrastro para cubrirle las espaldas. Le dije tanto a Flores como a Salazar que más allá de si este nuevo caso es o no un ataque, lo cierto es que el alcalde ha incumplido una orden de pagar a un particular y eso tiene consecuencias. Lo comparé con la historia de la Suprema Corte y la destitución al jefe delegacional en V. Carranza en la Ciudad de México que habría estudiado bien el gobierno de Morelos. Acá, dijeron, es justicia selectiva o entonces que inhabiliten a Graco también por todas las deudas que tiene con proveedores, pensiones a jubilados que se han manifestado y por el aumento de la deuda pública.   Columna anterior: El despecho de Mancera a la traición