Haz tu denuncia aquí

Construcciones ilegales y peligrosas en la Ciudad de México

OPINIÓN

·
A casi tres meses de los desastres ocurridos por el terremoto que sacudió la Ciudad de México, al mando de Miguel Ángel Mancera, se tiene ya un importante avance en las investigaciones, de hecho apenas esta misma semana fue detenido otro Director Responsable de Obra (DRO) de uno de los edificios que colapsó el 19-S, se trata del garante de la construcción del edificio de Zapata 56 en la Colonia Portales, quien será procesado por homicidio doloso. Esta detención se suma a la de Jaime Smith Ríos, corresponsable en instalaciones del mismo edificio y dos personas más involucrados en la construcción del inmueble ubicado en Eje Central Lázaro Cárdenas 418 en la Colonia Portales Norte, el cual tenía apenas un año de antigüedad y sufrió daños en el 90 por ciento de su estructura. La pregunta es, ¿cuál es el común denominador de esto? Pues existen dos factores que llaman la atención, el primero de ellos es que estas edificaciones tenían poco tiempo de haberse construido por lo que deberían haber cumplido al margen con los requisitos mínimos de seguridad, otro elemento indispensable en las pesquisas debería de ser la Delegación en que están instaladas, pues fue precisamente la Benito Juárez donde hubo varios casos similares. Y es que tal parece que la justicia en México es verdaderamente ciega, sorda y muda, para muestra pregunte al delegado Christian von Roehrich, quien a varios meses no ha logrado o no ha querido meter en cintura a los responsables de las obras realizadas en el inmueble de Providencia 1533. Dicha obra ya cuenta con orden judicial de impedir que se continuaran las obras. Lo que más preocupa no es el desacato de órdenes judiciales sino que ahora parece que la corrupción es lo que impera en la demarcación. Pues ahora resulta que el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA), a cargo de Meyer Klip, auto clasificó como reservada por un periodo de tres años la información vinculada a las obras del inmueble, propiedad de María Regyna Noval, esto para ocultar los propios actos de posible negligencia y complicidades con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), de Felipe de Jesús Gutiérrez. Además, casualmente de manera simultánea, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México, cambió al Magistrado Instructor Julio César Vázquez, quien estaba en la Segunda Sala Ordinaria, que es precisamente la que conoce el asunto. Cabe destacar que esta maniobra se realiza, la mayoría de las veces, si no precisamente para ocultar información, sí para hacer más largo el peregrinar de las vías legales. Esperemos que esta nueva edificación no se convierta en un lamento en el futuro.