Haz tu denuncia aquí

Cooperación desde Mesoamérica con la UNESCO

OPINIÓN

·
En la sede de la UNESCO, está por elegirse en París a su nueva directora general, como parte del conjunto de resoluciones y decisiones que determinarán su operación el próximo año, con el respaldo de los votos de los países miembros.
Cultura, comunicación, patrimonio, educación, ciencia ante el nuevo entorno de una sociedad global enfrentada a los nuevos procesos digitales y del conocimiento, son asuntos de una agenda prioritaria para la región mesoamericana en la reunión anual más importante de la organización, que inició el 30 de octubre y finalizará el 14 de noviembre del año en curso. Los temas de interés para los países mesoamericanos en la UNESCO conforman una vasta lista de interés estratégico local que en muchos casos se cruzan con asuntos claves de la agenda internacional, dada la importancia de la organización en el sistema de las Naciones Unidas. La agenda incluye el seguimiento de los acuerdos para la sociedad de la información y el conocimiento, asociado a la protección regional del patrimonio en sus diferentes expresiones. En el último año, en Mesoamérica se han realizado encuentros en los que ha tenido un lugar muy importante el Patrimonio Cultural Subacuático y otros temas relacionados con el mar. Destaca que recién se celebró el Primer Encuentro de Sitios de Patrimonio Mundial Marinos del Pacífico en el que se analizaron opciones para el intercambio de experiencias, información técnica y científica entre los sitios con esas características ante la posibilidad de desarrollo de estrategias regionales para su protección. Con representaciones de la isla Revillagigedo, El Vizcaíno e islas del golfo de California de México; isla de Coco de Costa Rica, Colbá de Panamá; Malpelo de Colombia, Rapa Nui de la isla de Pascua en Chile, la reunión de Guanacaste tuvo lugar del 9 al 12 de agosto. En su organización se sumaron los esfuerzos de la Asociación Costa Rica por Siempre, la Fundación Pacífico y la Oficina Multipaís de la UNESCO. En esos encuentros se han presentado innovaciones, como el hackathon en Honduras donde obtuvo el primer lugar Sunata, una aplicación multimedia utilizable en la prevención de la violencia doméstica e interfamiliar, en la que se combinan las actividades de prevención, acción y voluntariado. Se sumaron esfuerzos desde la Consulta Nacional sobre la Sostenibilidad de los Medios de Comunicación y la Conferencia Nacional sobre Seguridad de los Periodistas en El Salvador y la Conferencia Nacional en Honduras. La cooperación regional es muy importante para el logro de los objetivos de la UNESCO. Actualmente, los trabajos de la Oficina Multipaís de la UNESCO que tiene su sede en Costa Rica se vincula a comisiones nacionales de cooperación con el organismo en ese país, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Sabido es que la desigualdad, la pobreza y los desastres naturales no son buenos amigos ante los retos en materia de comunicación, la educación y la cultura, pero la región ha demostrado su fortaleza ante entornos muy difíciles. Confirmado el interés, como se manifiesta en la reunión de la UNESCO en París, con la cooperación y la solidaridad se consolida el compromiso común.   Columna anterior: Mesoamérica comprometida ante el cambio climático