Haz tu denuncia aquí

2018: los nuevos planes de Mancera

OPINIÓN

·
En la coyuntura del sismo del 19 de septiembre, hubo quienes dieron por muertas las aspiraciones presidenciales de Miguel Mancera.   En ese momento, el Jefe de Gobierno dijo en reiteradas ocasiones que su prioridad era la emergencia, atender la urgencia y comenzar los trabajos de reconstrucción.   Lo que no dijo entonces, fue que el terremoto movió su ajedrez. Mancera ya tenía calculado pedir licencia a principios de octubre e inscribirse ante el INE como aspirante independiente. Para ello, se separaría del cargo de forma definitiva y no solo solicitaría licencia por 90 días.   A partir de entonces, recorrería el país para recabar firmas y afianzar la red que ha ido tejiendo Héctor Serrano, su operador político de cabecera, y que se recarga en organizaciones ciudadanas y en la estructura del PRD en distintos estados.   Pero el sismo movió esos planes y la ruta de Mancera cambió. Lo que no se modificó fue su intención de estar en la boleta. Tiene un nuevo calendario.   Dejará avanzada la ruta de reconstrucción en CDMX, pero se irá el próximo mes. Se separará después del 8 y antes del 13 de diciembre. Para ese momento ya habrá hecho un ajuste en su gabinete que le permitirá designar a su interino, quien permanecerá en el cargo casi un año.   El camino presidencial de Mancera pasa por incidir en el método de selección que el Frente PAN-PRD-MC tendrá para elegir a su candidato. Quiere un proceso abierto, donde la designación emane de una consulta a toda la ciudadanía. Una especie de primera vuelta electoral.   Sería, en esencia, lo que hace un mes, a través de una carta, pidieron otros de los aspirantes del Frente, Rafael Moreno ValleMargarita Zavala y Silvano Aureoles. Sería, pues, lo que apenas el martes pasado nos dijo en la radio, en MVS y Presumiendo MX, el exgobernador de Puebla: “una elección abierta”. Moreno Valle señaló que esta podría limitarse, para evitar “mano negra”, a no militantes del PRI y/o Morena.   Mancera secunda esa idea. De hecho, parece estar consensada entre quienes buscan la candidatura. Menos Ricardo Anaya, claro, quien se opone, pues ese método lo pone en riesgo. El presidente del PAN, que ha construido el Frente para ser abanderado del mismo, controla el aparato panista, pero en una elección de operación y estructuras, lo aventaja el resto. Y ese resto no le permitirá definir el método de selección.   Las aspiraciones de Anaya estarían por descarrilarse mientras que las de Mancera retomarían camino este noviembre. Los frentes que Anaya abrió –y le abrieron- en el último mes y medio, podrían jugar en favor del Jefe de Gobierno. Y es que para estar en la boleta no solo se necesita estrategia, también se requiere una dosis de suerte.   Off the récord   No es casualidad que siga al frente de la CONAGO, a pesar de que su presidencia terminaba en septiembre. Mancera ha tendido puentes con varios gobernadores de distintos partidos… A propósito de definiciones, el fin de semana se verán AMLO y Ricardo Monreal. Cuatro meses después de su último encuentro, cuando el delegado en Cuauhtémoc acompañó al tabasqueño de gira por Durango, Zacatecas y Guanajuato.   Columna anterior: PT: de venta al mejor postor