Haz tu denuncia aquí

Mes y medio en zozobra

OPINIÓN

·
Es el tiempo que los usuarios de las cajas de seguridad de la empresa First National Security de Cancún llevan padeciendo un calvario para poder recuperar sus pertenencias, aseguradas en una acción muy cuestionable por parte de la Subrocuraduría de Investigación en Delincuencia Organizada. La semana pasada el encargado del despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, tuvo que acudir personalmente a Cancún para informar del caso. Ofreció una disculpa a los clientes afectados por el embargo y confirmó una parte de lo que ya había trascendido en torno al contenido de algunas de las cajas, validando que se habían encontrado fuertes cantidades de dinero en efectivo y armas. Para ellos son suficientes indicios de que el crimen organizado las utilizaba para “depositar los insumos producto de la delincuencia y como lugar de almacenamiento de información para cometer más ilícitos”. Finalmente, después de 90 días, hay una certeza sobre lo que motivó a una operación que de acuerdo a allegados, se salió de todas proporciones. Pero esto no es suficiente para las personas que, sin deberla ni temerla, aun no han podido tener acceso a sus bienes y si no fuera por la presión aplicada a la autoridad, estarían en el limbo. Aún con eso enfrentan una gran burocracia. Para acreditar la propiedad de loasegurado, les piden cumplir una lista de 7 requisitos, que van de la identificación oficial hasta cosas tan abstractas como “datos o referencias que permitan acreditar el contenido de la caja”. En primera instancia, llegaron a solicitar declaraciones anuales, facturas, actas de matrimonio o defunción, fotos o incluso dibujos de joyas, que comprobaran que ahí estaban almacenadas. Aunque el trámite fue “suavizado”, este fin de semana persistieron las largas filas y las quejas por la lentitud. Algunos de los perjudicados tienen que enfrentar entrevistas con funcionarios de la PGR que duran casi 3 horas. Según Elías Beltrán, en más de la mitad de las mil 540 cajas de seguridad existentes no se ha reclamado su contenido, lo que abre sospechas. Para David Uribe, vocero de los afectados, esta condición no se cumple necesariamente, debido a que muchos de los clientes viven en el extranjero. Solo 292 usuarios han podido recuperar sus pertenencias. El vocero dice con resignación que hay una gran decepción en las autoridades. Y con justa razón. Con un caos que ha prevalecido desde un inicio, información sin fluir, trámites ociosos y sin una explicación contundente es entendible la molestia. Con una sola disculpa no basta. CONTRASEÑA: En el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, en las oficinas de algunos funcionarios y legisladores tricolores tienen todo listo. Aseguran que hoy, hoy es el día para conocer al elegido del Presidente para ser el candidato que competirá para sucederlo. Será el colofón de un fin de semana lleno de rumorología, como no se había visto desde hace más de dos décadas.   Columna anterior: Están matando a las mexicanas