Haz tu denuncia aquí

Todos quieren meterle mano

OPINIÓN

·
Ahora resulta que todos quieren meterle mano al tema de la renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Algunos con conocimiento de causa y otros declarando puras sandeces. Por ejemplo, el titular de la Unidad de Planeación Económica de la secretaría de Hacienda, Luis Madrazo, tuvo la ocurrencia de afirmar que una eventual cancelación del Tratado de Libre Comercio no sería letal para el país,  porque “nos hemos preparado para escenarios adversos; podríamos venderle a China, Japón, a la Unión Europea lo que exportamos a Estados Unidos”, dijo en respuesta a las declaraciones de Wilbur Ross, secretario de Comercio norteamericano, quien mencionó que “para México sería especialmente devastador que se acabara el TLC”. Si Estados Unidos abandona el TLC, el impacto arancelario para México sería acotado y solamente un par de industrias se verían afectadas. En otros sectores, el impacto sería para la propia Unión Americana, como el tema de los granos, ya que la mayoría de sus exportaciones se destinan a México…”, reviró Madrazo. El problema para México en algunos granos, como el maíz, sería que Brasil, Argentina, Canadá, Guatemala, Tanzania y otros, no alcanzarían a cubrir ni el 10 por ciento de las necesidades de México, acotan los “agroyuppies”.  ¡Sabrá Luisito que, aunque México duplique o triplique las exportaciones totales a esos países no servirían ni “para tapar una muela”, pues juntos no suman ni el 15 por ciento! Otro que de pronto se “descosió”, aunque se sospecha que el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, le dio instrucciones, fue Moisés Kalach, director el Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales, quien declaró que México ya le dijo a Estados Unidos que No; que es inaceptable la propuesta de elevar el contenido regional a 85 por ciento de los insumos, y que de este el 50 por ciento sea de fabricación estadunidense. Otro rotundo no fue la propuesta de estacionalidad de productos agroindustriales, donde nuestros “partners” sugieren crear un calendario estacional que restrinja las exportaciones mexicanas al mercado norteamericano sólo cuando no haya oferta local. Y aunque México no contrapropuso nada, sólo dijo que NO.  Y en cuanto a la revisión del TLC cada 5 años – como se pactó en los Acuerdos Azucareros—también México dice que no, según Kalach. Mientras tanto, Guajardo, mandó el siguiente mensaje: No dejen de preocuparse; “no nos pongamos nerviosos, así son las negociaciones”. Qué alivio, no. Aunque en un descuido nos pueden bajar lo que les platiqué, acotan los malosos. ¡No permitan que cualquiera le meta mano! Sugieren los especialistas.  

AGENDA PREVIA

Juan Cortina Gallardo será reelegido, por onceava ocasión, presidente de la Cámara Azucarera, luego de que ningún otro “ratoncito blanco” se quiso postular como candidato a sucederlo. Los dueños de los ingenios afiliados a ese organismo consideran que las condiciones, tanto internas como externas que vive el sector, no están como para andarle “tentando el agua a los camotes” con otro nuevo dirigente; amén de que los dueños de las fábricas que producen polvito blanco están muy ocupados en cosas más “importantes” que los asuntos de la principal agroindustria del país.