Haz tu denuncia aquí

Mariana Gómez del Campo: La era Trump: crónica de un fracaso anunciado

OPINIÓN

·
La llegada al poder de Barack Obama representó el inicio de una nueva etapa en la vida política de Estados Unidos, la cristalización del sueño de Martin Luther King Jr., un país con una población cosmopolita que se compone de migrantes de todas las latitudes del mundo, al grado de constituirse en la tierra de las libertades, que tras su participación en la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en uno de los actores más relevantes que marcaba la agenda internacional y que impulsaba las mejores causas, recientemente como el combate al cambio climático con la firma del Acuerdo de París y con el libre comercio, con la negociación del Acuerdo Transpacífico. Sin embargo, la elección del martes 8 de noviembre de 2016 cimbró la política estadounidense cuando, contra todo pronóstico, se hizo de la victoria el candidato republicano, Donald Trump, que con un discurso xenófobo, misógino, conservador y racista, alcanzó 304 de los votos del Colegio Electoral, aunque obtuvo casi 2 millones de votos menos que su contrincante demócrata, terminó por convertirse en el presidente número 44 de EU. El 9 de noviembre, la comunidad internacional estaba atónita frente a los resultados que parecían pro- ducto de una historia de terror: el candidato menos experimentado y más cuestionado ocuparía la sala oval de la Casa Blanca y se convertiría en el líder del mundo libre; la sensación en México era de pesadumbre, una especie de derrota pues las amenazas del republicano parecían casi una declaración de guerra si bien no armada, sí económica y migratoria. A un año de la elección, el panorama desolador ha ido cambiando, el multimillonario presidente se ha visto limitado por una serie de actores, entre ellos, las instituciones con quien mantiene profundas diferencias, es decir, una burocracia que al ver el peligro que significan las políticas de su gobierno, ha emprendido una especie de resistencia contra el autoritarismo y las medidas populistas de Trump. El balance de la administración Trump es un desastre total. Prometió al menos tres cosas: desaparecer el plan de salud Obama Care, colocar un muro en la frontera con México e impulsar la deportación masiva de migrantes indocumentados. Aunque la derogación del Obama Care fue ajustadamente aprobada por la Cámara de Representantes, enfrenta problemas en el Senado, pues la propuesta para sustituirlo está estancada al ser calificada como peligrosa para la sociedad estadounidense, ya que dejaría a 22 millones de ciudadanos sin seguro médico. El muro con México ha tensado la relación bilateral a un punto que hace décadas no experimentábamos. El combate a las drogas que tienen en EU no se soluciona con un muro fronterizo, sino que supone aceptar la corresponsabilidad.   *SENADORA