Haz tu denuncia aquí

Mancera se quiere subir al ring con López Obrador

OPINIÓN

·
El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, al llamar a Andrés Manuel López Obrador para que ponga orden en la bancada de Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, muestra el interés que tiene por confrontarse con el tabasqueño; pero éste prefirió dejar pasar la invitación. Para el líder de Morena no representa una ganancia engancharse con el Jefe de Gobierno; por eso de inmediato el diputado local, César Cravioto pegó el brinco y le entró al llamado con “ya estamos grandecitos”. López Obrador está muy curtido en las confrontaciones políticas, por eso sabe en qué momento escoge a sus adversarios y Mancera no está en esa condición, por ahora. Cuando Margarita Zavala aún punteaba como candidata a la Presidencia por el PAN sí le dedicaba algunos recargones, pero desde que se volvió independiente y disminuyó la intensión del voto para ella, salió de sus mensajes. Luego de que Mancera responsabilizó al tabasqueño de la crisis política de la Asamblea, los diputados perredistas enfilaron su discurso hacia López Obrador como el cerebro de las acciones de Morena en la casona de Donceles. En medio de todo esto, la ALDF lleva dos semanas en crisis, hay dos presidentes de Mesa Directiva, hay denuncia por usurpación de funciones en contra de Flor Ivone Morales de Morena y Fernando Zárate del PVEM; cuatro sesiones donde han cruzado todo tipo de acusaciones y no se ve una salida. Esto sería parte de la normalidad por la polarización política entre legisladores de Morena y del PRD, sin embargo hay elementos que influyen en esta confrontación: la reconstrucción de la ciudad después del sismo y las elecciones del 2018. Perredistas y morenistas se formaron en la misma cátedra de la izquierda del sol azteca, con los mismos liderazgos urbanos, así que comparten el tono y las mañas; si hay mantas de un lado aparecen en el otro, si unos llegan temprano para tomar la tribuna, para la siguiente sesión los otros madrugan. La pulcritud del proceso parlamentario no ha sido lo suyo. Los de Morena perdieron la presidencia de la Mesa Directiva con Flor Ivone Morales por su ignorancia en la normatividad de la ALDF; los del PRD desaparecieron el oficio de una moción suspensiva en la sesión del 7 de septiembre e ignoraron que la aún presidenta había levantado la sesión y eligieron a Fernando Zárate como su nuevo presidente. En la sesión de este jueves para evitar algún madruguete que permitiera sacar la Ley de Reconstrucción, que estaba enlistada en la orden del día a pesar de que no han sesionado las comisiones para elaborar el dictamen, los diputados de Morena pasaron lista de asistencia y se salieron, así impedían que el resto de los grupos sumaran las dos terceras partes de los votos del pleno. La Asamblea está en crisis.   Columna anterior: Sin propuesta para la clase media