Haz tu denuncia aquí

Acuerdos y sostenibilidad en el litoral del Pacífico

OPINIÓN

·
Este fin de semana volvió a sacudirse la región centroamericana con una serie de movimientos telúricos que afectaron la región inmediata. La solidaridad de los países circunvecinos y mesoamericana no ha tardado en darse a conocer ante los sismos de la noche del domingo 12 de noviembre en Costa Rica y El Salvador. La magnitud del primero fue de 6.9 grados Richter y el segundo de 4.9 grados El origen de los sismos se ubicó en el cantón de Garabito, Provincia de Puntarenas en el litoral sur de Costa Rica, en el Océano Pacífico, una región habitada por nativos del pueblo indígena Huetar desde mucho antes de la llegada de los europeos en el siglo XVI. En el XX, la región se conecta con el resto de la planeación pública del país con el establecimiento de una escuela, la iglesia, el alumbrado eléctrico y la carretera Costanera Sur que comunica con el resto de la costa. La similitud de lo ocurrido con el resto del rico litoral mesoamericano coincide con la presencia de intereses comunes entre los pobladores y los países de la región costera. Cada que ocurren desastres naturales, se coloca en riesgo el rescate y protección del patrimonio y la biodiversidad que significan elementos estratégicos de las agendas locales. Entre las fortalezas locales se encuentran la agricultura, el arte, la medicina y gastronomía regionales, hogares y bosques en parques, refugios nacionales y zonas protectoras de flora y fauna, como los saínes, osos caballo y hormigueros mangordos, monos, lapas, tucanes, loros, aracaríes, martines, garzas, pecaríes, ranas, tortugas. Caminando por el litoral desde México hasta Colombia, o llegando hasta cada uno de los polos del hemisferio americano, el reconocimiento de la diversidad se percibe como interminable alguna todavía en proceso de descubrimiento. A ese reto se aumentan los desafíos socioeconómicos y de la sustentabilidad desde el punto de vista de la prospectiva en una región compartida. La similitud que tienen los intereses que tienen para esas comunidades y países del litoral pacífico mesoamericano es algo en que también coincide el resto de las comunidades de la cuenca frente a los acuerdos internacionales que afectan la relación entre naturaleza y sustentabilidad. Particularmente, cuando se trata de vincular los aspectos comerciales en una región como la mesoamericana, cuya actividad es clave para el tránsito, conectividad, migración, el comercio y el turismo con el océano Atlántico. Desde el punto de vista de la prospectiva, la protección del patrimonio regional de la cuenca del Pacífico y la vinculación interregional de los actores que participan en la región es de alta importancia para quienes participan en las actividades relacionadas con la gran cuenca. Los avances en una subregión pueden representar referentes para buenas prácticas. Éstas son algunas de las razones con las que se puede argumentar que, para la sustentabilidad mesoamericana, es de interés estratégico lo que ocurre en la Alianza del Pacífico, Asociación de Estados del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile), el proceso del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), en el Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC), o en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), entre otros foros. *Periodista