Haz tu denuncia aquí

El poder de Televisa

OPINIÓN

·

Televisa siempre ha sido un actor con un peso político determinante en la vida del país, décadas antes y décadas después de que el Tigre Emilio Azcárraga Milmo se declarara un soldado del régimen priísta, en 1982. 

Muchos se preguntan cuál será el papel de la televisora en las elecciones de 2018 y si apoyará al candidato del PRI, del Frente o al candidato de Morena, y en qué medida lo hará –o simulará que lo hará– y a quién apoyará definitivamente, como lo ha hecho desde que Emilio Azcárraga Vidaurreta fundó Telesistema Mexicano en 1955.

Esta nueva división estratégica del poder, instrumentada gradualmente por Azcárraga Jean desde que su padre murió en abril de 1997, no representa ningún cambio en el manejo de la empresa y sus relaciones con el poder político.

Hubo un fin de época cuando Azcárraga Milmo murió y su forma de gobierno totalitaria y unipersonal devino en un nuevo estilo que inauguró su hijo cuando invitó a sumarse a la empresa en calidad de vicepresidentes a Bernardo Gómez, José Bastón y Alfonso de Angoitia. Azcárraga Jean delegó decisiones y áreas importantes a sus socios.

“Gómez ha sido clave en el cultivo de relaciones políticas, entre ellas la cercanía con el presidente Peña”, dice Andrew Paxman, titular del Departamento de Historia del CIDE y autor de El Tigre, la famosa biografía de Emilio Azcárraga Milmo.

Ahora, en una posición de más poder, Gómez está en condición de continuar y expandir los contratos comerciales que han llevado a la empresa a ofrecer información favorable a cambio de favores políticos, sin importar colores, ideologías y partidos.

Paxman señala que la compra de 50% de SDP Noticias a principios del año sugiere que Azcárraga y sus socios están dispuestos a entrar en una relación parecida con Andrés Manuel López Obrador, aunque si sucede no va a llegar al extremo del favoritismo que han tenido con Peña, porque el líder de Morena no comparte su ideología neoliberal.

“Quizá un cambio más importante es el reemplazo en enero de Pepe Bastón con Isaac Lee como encargado de programación”, advierte Paxman. Es allí donde Televisa necesita renovarse más que nada".

El declive de audiencias en Televisa permite entender la trascendencia de las relaciones que ha mantenido y consolidado con el poder político: sus ratings han descendido, pero la Televisora recibe 40 por ciento de toda la publicidad de gobierno.

Sí Azcárraga Milmo fue un soldado del régimen priísta, Azcarraga Jean ha rebasado la línea de su padre –en lo político como en los negocios–, con tratos y contratos montados en los vestigios de un régimen fundado por el PRI y ahora extendido a toda la clase política.   Columna anterior: Fragilidad electoral, dinero y campañas