Haz tu denuncia aquí

Rogelio G. Garza Rivera: La educación superior ante el desafío de la cuarta revolución industrial

OPINIÓN

·
Actualmente se observa una transformación en el mundo que representa un gran reto para la educación superior en México. Consiste en cambios disruptivos en materia de desarrollo científico y tecnológico, cuarta revolución industrial, que se caracteriza por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas que están cambiando al mundo radicalmente. Esta revolución trae consigo la total automatización de la manufactura, la industria 4.0, conformada por “fabricas inteligentes”, donde los sistemas ciberfísicos -maquinaria física con procesos digitales- toman decisiones descentralizadas y cooperan, entre ellos y con los humanos, mediante el internet de las cosas. Asimismo, está asociada con nanotecnología, robots, inteligencia artificial, biotecnología, sistemas de almacenamiento de energía, nuevos materiales y Big Data, entre otros. Klaus Schwab lo comentó en el Foro Económico Mundial 2016: "Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos”.  Son muchos los beneficios esperados de esta revolución pero también son muchos los riesgos como una inequitativa distribución de la riqueza, cierre de fábricas, pérdida de empleos y conflictos sociales y laborales. El éxito de la educación superior dependerá en detectar las mega tendencias; fortalecer la cultura de la innovación y la calidad, y realizar acciones oportunas al interior y entre las instituciones de educación superior (IES) para preparar a los profesionistas e investigadores que serán protagonistas y promotores del cambio. Por ello, en la Autónoma de Nuevo Léon elaboramos la Propuesta UANL 4.0, para generar espacios para profundizar en los temas relacionados; adecuar programas educativos y formar capital humano con habilidades 4.0; impulsar el desarrollo científico y tecnológico incentivando la investigación e innovación bajo el modelo de triple hélice. En este contexto hemos iniciado el reequipamiento de laboratorios con tecnología de punta; la realización de foros  y seminarios como el Workshop Coloquio Industria 4.0; el fortalecimiento de la movilidad internacional; la adecuación de curricula y revisión de la oferta educativa que incluye programas educativos transversales en áreas como biología, ingeniería, programación y medicina. Las expectativas serán promisorias en tanto realicemos acciones conjuntas y coordinadas y nos atrevamos a asumir riesgos con trabajo, disciplina y creatividad, para ocupar el lugar que los profesionistas e investigadores mexicanos merecemos en el mundo.   *Rector Universidad Autónoma de Nuevo León