Haz tu denuncia aquí

Cómo se debe calificar una pelea de boxeo (II)

OPINIÓN

·
Recuerdos de José Sulaimán... Por: Mauricio Sulaimán/Presidente del CMB La columna de la semana pasada fue una descripción de cómo un juez debe calificar una pelea de boxeo. Básicamente se explicaron los criterios principales de valor para puntear, los cuales son: agresividad efectiva; o sea, conectar cantidad y calidad de golpes; dominio de las acciones y agresividad pura. También destacamos la importancia de entender que cada round es independiente y no se acumulan acciones; se acaba un episodio, se califica y el siguiente empieza de cero. Cada round tiene tres minutos de duración y se debe calificar todo lo que pasa, no solamente las acciones emotivas. Ahora les comparto la segunda parte de este tema que es de gran interés para el aficionado al boxeo. En un mundo perfecto, donde los tres oficiales son neutrales de nacionalidad, certificados por el CMB y seleccionados para actuar en una pelea específica, hay otras cosas muy importantes que se deben considerar, en cuanto a lo que los tres jueces oficiales ven y lo que uno como aficionado observa: -Los jueces están entrenados profesionalmente bajo un sistema de criterios para calificar. El aficionado comúnmente tiene gustos específicos que le atraen; por ejemplo, hay quien gusta de ese peleador que va hacia adelante tirando golpes, sin importar que conecte o no, y hay a quien le gusta el boxeador fino de boxeo estilista. En teoría, el juez no tiene favorito ni beneficia algún estilo, contrario a lo que sucede con el aficionado. -Los jueces están sentados a la orilla del ring y su visión es de una sola dimensión; o sea, sólo tienen frente a ellos las acciones de los boxeadores. El aficionado, aunque esté en primera fila, tiene otra visión, pues tiene frente a él camarógrafos, jueces y otras personas y no observa exclusivamente a los boxeadores; igualmente el televidente tiene una perspectiva totalmente diferente y sólo puede ver lo que las cámaras le muestran. -Los jueces están absolutamente concentrados en las acciones del ring, sin distracción alguna. El aficionado difícilmente puede estar concentrado al 100%, ya que alrededor hay muchas distracciones en la arena o en casa y por lo mismo no logra apreciar ni calificar lo que sucede en los tres minutos de acción. -Los jueces deben estar descansados, sin efectos de una cruda, ni tampoco con los efectos del alcohol al actuar. Cuando vemos una pelea como aficionados nos encanta la cerveza y el tequila en compañía de los amigos. O si estamos en Las Vegas, es probable que la noche anterior haya sido larga…. (ofrezco una disculpa por aclarar un punto que es muy genérico, aun y cuando hay muchos aficionados que no ingieren bebidas alcohólicas y que son serios conocedores, pero también hay fans que gustan de la fiesta). -Los jueces no tienen favoritos ni preferencia hacia algún peleador; el aficionado, en la mayoría de las ocasiones, tiene un favorito por nacionalidad o por gusto, pero casi siempre tiene a uno de los dos de su lado. Yo confío en la honorabilidad de los jueces. Los escándalos se dan por incompetencia, por poner oficiales que no deberían estar calificando esa pelea en específico, por inexperiencia o inmadurez. El juez profesional debe tener características específicas que no todos tenemos, como son: la capacidad de CONCENTRACIÓN, la capacidad de trabajar BAJO PRESIÓN, ser absolutamente IMPARCIAL, ser HONORABLE y tener como única prioridad la JUSTICIA. Hay muchas cosas que se están probando para atender los problemas en cuanto a este delicado tema. En todo el mundo, menos en Estados Unidos y Reino Unido, se dan a conocer las puntuaciones de los jueces después del cuarto y octavo round; eso da transparencia, pero más importante que eso, permite a las esquinas y boxeadores ajustar su estrategia al saber cómo están viendo la pelea los jueces. También los jueces están utilizando audífonos reductores de sonido; eso les ayuda a la concentración y disminuye la influencia del público. Un boxeador mexicano dijo hace unos días: “El mejor jueceo es el nocaut”; eso define claramente la terrible desconfianza que existe en todos, cuando una pelea se va a las tarjetas. Esa es una de las máximas prioridades para el CMB y seguiremos trabajando de manera absoluta para atender el tema. ¿Un nuevo sistema de calificación? Quizá… ANÉCDOTA DE HOY Mi papá fue a una función de boxeo a una plaza de Monterrey en los años 60. Él era comisionado de boxeo y aún no presidente del CMB. Llevó de invitado especial al gran ídolo de México: Raúl Ratón Macías; hubo lleno y fue una pelea durísima y cerrada donde el héroe local perdió. Don José lo sabía, pues recibió la hoja de puntuaciones y se la tenía que dar al anunciador de ring; el público estaba prendido y muy agresivo. Entonces mi papá le dice al Ratón: “Mi querido Raúl, hay dos opciones: o buscas cómo meterte abajo del ring o te subes conmigo y tú anuncias el resultado de la pelea”. El Ratón inmediatamente se subió al ring y el público, emocionado de ver al gran ídolo, simplemente lamentó que perdiera el local y así se evitó lo que pudo haber sido una batalla campal…