Haz tu denuncia aquí

Vil saqueo de universidades

OPINIÓN

·
Gerardo Sosa Castelán se convirtió en un dolor de cabeza para el gobierno de Hidalgo, que encabeza Omar Fayad, y del gobierno federal. Aglutina gran poder mediante recursos que obtiene de la Universidad Autónoma de Hidalgo, desde los inicios de los 90s, con Guillermo Rosell de la Lama. A través del actual rector, Adolfo Pontigo Loyola, y el secretario general, su hermano Agustín Sosa, controlan la Universidad. Además, influye en el Congreso Local y compran franquicias de partidos. Primero fue el PRI, luego el PAN (con Luis Felipe Bravo Mena), luego el PSD (Luis Sánchez Aguilar) y ahora Movimiento Ciudadano (Dante Delgado). El Patronato Universitario, que preside, maneja un rancho de 800 millones de pesos. La opacidad financiera en la UAEH es inaudita. Si la UNAM, con Enrique Graue, transparenta sus finanzas públicamente, cuanto y más la UAEH. La opacidad despierta justificadas sospechas. NAYARIT: Otro caso de universidad-botín, es la Nayarita. Ya te platiqué estimado lector, que está quebrada. El rector Ignacio Peña González, no explica el destino de 1,694 millones de pesos, según investigación realizada por la subsecretaría de Educación Superior, que encabeza, Salvador Jara. Esta universidad es saqueada por políticos y porros. Y, el gober Antonio Echevarría, los deja ahogar solos. Peña busca un crédito bancario por 500 millones de pesos, pero su calidad crediticia está por los suelos, por lo que le impondrán tasas muy elevadas. MICHOACÁN: Mientras aumentan los asesinatos de “alto impacto”, contra funcionarios de “alto nivel”, Silvano Aureoles busca alianzas políticas de “altos vuelos”. Ahora “amarró” al obispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, a quien le coquetea con asuntos de “salud”. ¿Silvano busca indulgencias por el pecado de desviar recursos destinados para seguridad michoacana, en su imagen personal, con miras a suceder a Enrique Peña Nieto en el 2018? CHIAPAS: El aspirante emocional a la gubernatura por el PRI, José Antonio Aguilar Bodegas, en dos actos políticos (en San Juan Chamula y Villaflores) abrió su campaña, a pesar que lo prohíbe la ley Electoral. El gobernador, “El GüeroManuel Velasco, intentó calmar al priista, pero fracasó. ACAPULCO: Quienes echan cuetes de gozo porque son los únicos beneficiarios del llamado “Escudo Acapulco”, son los perredistas de ese paraíso vacacional sumido en la violencia. La diputada local Pilar Vadillo Ruiz acusó al edil Evodio Velásquez, de cuidar a su familia y a la dizque izquierda guerrerense. El resto de los acapulqueños, no importa. Por cierto, hay un malestar desbordado en los medios locales contra la recomendada de Manuel Añorve Baños, en Comunicación Social del gobernador Héctor Astudillo, Erika Lürhs Cortez. NL: ¿Será cierto? Jaime Rodríguez, alias “El Bronco”, “planchó” generosamente a diputados locales del PRI y PAN, para imponer a su secretario de Infraestructura, Humberto Torres Padilla como “gobernador interino”. ¿Dudar de un prócer democrático? ¡Es una blasfemia! vsb@poderydinero.mx @vsanchezbanos