Haz tu denuncia aquí

Opositores sacan plan B para restituir a Nieto

OPINIÓN

·
El bloque PAN-PRD-PT-Morena recurrió a una nueva estrategia que tiene como objetivo garantizar la restitución de Santiago Nieto Castillo como fiscal electoral: que sea la Comisión de Justicia, donde tiene el control de la presidencia y mayoría, la que lleve el proceso en vez del Pleno cameral, porque la ausencia de legisladores pondría en riesgo la reintegración del funcionario. En Justicia, hay nueve integrantes del grupo opositor por siete del PRI-PVEM. Para lograr que esta comisión lleve los trabajos, se necesita que Fernando Herrera (PAN), Luis Sánchez (PRD) y Manuel Bartlett (PT-Morena) mayoriteén al PRI y PVEM en la Junta de Coordinación Política, órgano encargado de fijar la agenda legislativa, pero hasta el cierre de esta edición no había sesionado. Aunque el presidente del Senado, Ernesto Cordero, y Roberto Gil, ambos críticos internos del PAN, se pronunciaron esta vez en favor de la línea de su partido para apoyar el regreso de Santiago Castillo, no estuvieron de acuerdo con el método que propuso Fernando Herrera, el de que el trabajo lo lleve la Comisión de Justicia. Para Gil no se justifica esa vía porque no hay dictamen a tratar, que es lo que normalmente se discute en comisiones. Quiere que todo se resuelva en el Pleno. Sin embargo, el plan cambió al medio día, pues inicialmente la oposición sí proponía que fuera el Pleno. Sólo que al llamado de los líderes de oposición a sus senadores para no ausentarse los siguientes 10 días legislativos donde se discutiría el tema de la restitución del fiscal, de inmediato se supo en la Cámara Alta que Armando Ríos Piter, el senador que rompió con el PRD para declararse independiente, canceló su agenda de actividades de ayer y de los próximos días porque “tenía planes de salir de la ciudad”. En la entrega dominical, Nieto junta a rebeldes, anayistas y lopezobradoristas, se dijo aquí que la diferencia de votos en el pleno entre el bloque conformado por el PRI-PVEM y el PAN-PRD-PT era de apenas cuatro (62-66) si se consideraba el de los cinco senadores independientes a favor del segundo grupo. Por eso, el voto o ausencia de los independientes, así como el de cada uno de los que conforman la actual Legislatura (128) sería determinante para resolver este tema inédito: nunca el titular de Fepade había sido cesado por “filtrar información sobre una investigación”, en este caso que involucra un financiamiento de Odebretch con la campaña presidencial de Peña Nieto. Los cinco independientes son: María Luisa Calderón, Raúl Morón, Alejandro Encinas, Manuel Cárdenas Fonseca y Ríos Piter, quien acaba de registrarse como candidato presidencial y quien sobre hay acusaciones de ser un alfil de Los Pinos para segmentar el voto en 2018 y beneficiar al PRI. Esto empezaba a complicar el escenario para la restitución de Nieto. Al PRI le bastaría operar la ausencia de otros tres senadores del bloque contrario y llevar a todos los priistas y ecologistas para confirmar el cese del fiscal. Hoy sabremos si es la Comisión de Justicia la que se va a encargar o no de resolver el pleito.   Columna anterior: ¿Se acuerdan de Juan?