Haz tu denuncia aquí

Historias negras del sismo

OPINIÓN

·
Han pasado 24 días del sismo del 19 de septiembre, tiempo en el que ya comenzaron la demolición de edificios dañados como parte de la etapa de reconstrucción. Pero es fecha que carecemos de aclaraciones sobre lo que pasaba en estructuras que colapsaron. Una de las tantas historias negras que develó el terremoto tiene que ver con las condiciones en las que trabajaban las personas que murieron y las que sobrevivieron en el edificio de Bolívar 168 de la colonia Obrera. Las denuncias son para poner los pelos de punta, pero, casi nada sabemos de acciones de las autoridades laborales. Un informe de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México reportó que 49 personas se encontraban en el edificio al momento del temblor. 34 de ellas lograron salir y 15 murieron. Había trabajadores mexicanos, coreanos, taiwaneses y un israelí-argentino. En 9 páginas, la dependencia detalló que varias de las empresas mantenían a sus empleados con sueldos de miseria ante el IMSS, algunas otras sin seguro y hasta en situaciones migratorias irregulares. Destaca el caso de la empresa importadora de juegos y juguetes ABC Toys Company S.A., donde murieron cinco mujeres, cuatro de ellas de origen taiwanés. Dos no tenían en regla los documentos para trabajar en México. Una empleada relató al portal Animal Político que esta compañía retenía los pasaportes y documentos de identidad a las taiwanesas para evitar que dejaran el trabajo e intentaran salir de México. Les exigía cumplir con un plazo de trabajo de dos años o pagar 20 mil pesos para recuperar sus documentos y poder viajar a Taiwán con sus familias. Trabajaban casi 12 horas diarias y solo descansaban un día. Las experiencias de maltrato retratan una esclavitud moderna. En todo este tiempo, no he escuchado a la Secretaría del Trabajo del gobierno federal hacer algún pronunciamiento. Me pregunto si tendrán algo que decir, como cuando muchos funcionarios de esta administración dijeron que evitarían violaciones a los derechos de los trabajadores mexicanos en los Estados Unidos. Sería muy bueno conocer cómo procederán contra las empresas en este y otros casos —aquí algunos de los acusados de maltrato desafortunadamente murieron— pero no será la única oportunidad que tengan de actuar. Ya no habrá la posibilidad de imponer sellos de clausura para la foto, puesto que ya no hay lugar físico donde hacerlo. Mediar únicamente para conseguir una indemnización, no será suficiente. CONTRASEÑA: A menos de un año de concluir su gestión, Pablo Escudero solicitó licencia al Senado. Al legislador del Partido Verde llegaron a ubicarlo en una posible candidatura por la Jefatura de Gobierno, pero él asegura que no es el motivo. Se sabe que hace un mes tomó la decisión de dejar la curul para dedicarse de lleno a su despacho. Varios se preguntan ¿qué caso traerá entre manos que decidió cambiarlo por el servicio público?   Columna anterior: Eugenio se paseaba por todo México