Montiel, lamentos

¡Pobres mexiquenses! Parece, nada más parece, que gane quien gane van a seguir igual, si no es que peor.

Netlog

Seis años después de haber sugerido, recomendado, aconsejado al entonces gobernador de Estado de México, que Eruviel Ávila debía ser el candidato de la unidad al gobierno del Estado de México, el ex gobernador Arturo Montiel se muestra arrepentido.

A pregunta de algunos ex colaboradores y amigos — con quienes Montiel se reunió hace unos días para recordar viejos tiempos–, de qué opinaba sobre la administración de Eruviel, quien dejó al Estado de México convertido en un polvorín, no por los mercados de cuetes que pululan en esa entidad, sino por su delicada situación sobre todo en materia de inseguridad, corrupción de los cuerpos policiacos, actividad creciente de la delincuencia organizada… les respondió: ¡Pues no estaba preparado para gobernar! Inepto pues, acotan sus detractores políticos.

Decía Don Fernando Gutiérrez Barrios: Gobernar exige experiencia, serenidad y vocación; gobernar es sobre todo tener la mirada y el oído abiertos; gobernar es oficio superior que no pueden desempeñar los improvisados, y mucho menos los improvisados soberbios. ¡Están oyendo inútiles!

¿Cuáles han sido los errores de Eruviel? Bueno, la lista es extensa, pero el más grave, a juicio de los observadores, fue que en lugar de ponerse a gobernar desde el día de la toma de posesión, se dedicó a invertir tiempo dinero, mucho dinero –de los contribuyentes, claro, a construir su candidatura presidencial. ¿Y los asuntos de gobierno apá ? Le preguntaban. Pues bien, gracias, respondía el gober.

Todos los días, el señor Ávila se despertaba con la ilusión, que se convirtió en obsesión, de llegar a Los Pinos en el 2018. Supuso que podría inscribirse en la carrera presidencial sin tener caballo. Peor aún, creyó que podría competir a pie.

Lamentablemente para los mexiquenses, Eruviel Ávila, dejará el Estado de México en una situación desastrosa, política y socialmente, y cualquiera de los candidatos que gane las elecciones del próximo 4 de junio, difícilmente podrá darle la vuelta a la inseguridad, a la violencia, a los homicidios, secuestros, extorsiones que diariamente se registran en prácticamente todos los municipios de la entidad.

O alguien en su sano juicio se atrevería a pensar que Alfredo del Mazo, quien fue secretario de Turismo de esa entidad, presidente municipal de Huixquilucan, director de Banobras y diputado Federal… está preparado y tiene experiencia para gobernar y erradicar los principales males que aquejan a la sociedad mexiquense.

Lo mismo podría decirse de Josefina Vázquez Mota, aunque ella presume que en su paso por la SEDESOL y por la SEP, como titular en ambas dependencias, y luego como diputada, adquirió experiencia. No es lo mismo haber sido un presidentito/a municipal, que haber sido se-cre-ta-ria de Estado. ¿Será? Preguntan los escépticos.

Y de la maestra Delfina Gómez, ex presidenta municipal de Texcoco y diputada federal. ¿Creen que podría con el paquete?

Por eso decimos: ¡Pobres mexiquenses! Parece, nada más parece, que gane quien gane van a seguir igual, si no es que peor.

¡Así que no se hagan muchas ilusiones, nada más poquitas!

 

¿Te gustó este contenido?