100 días de frijol sin gorgojo

En sus proyectos tlatoánicos, el gobierno ha preferido ir por las asignaciones directas, en lugar de competir en libertad

Carlos_Mota
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Va que vuela el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para convertirse en el primero sin ideología clara, pero con proyectos tlatoánicos (Tren Maya; refinería; sistema aeroportuario). Hoy, pasados los 100 días, llega el momento de las pruebas reales, las de gobernar sin culpar al pasado.

¿Por qué AMLO se ha quedado sin ideología? Porque la lucha contra la corrupción —su mayor bandera—,no se puede encajonar exclusivamente en la izquierda o la derecha. AMLO ha respetado la autonomía del Banco de México, la independencia de las calificadoras y el libre comercio, lo que le podría orillar a autocalificarse de neoliberal o de derecha.

Bajo esas premisas puede decirse que no ha hecho sino trabajar con las reglas del liberalismo económico.

No obstante, al mismo tiempo ha infundido con terquedad patológica la idea de que la energía, petrolera y eléctrica, debe ser parte del aparato de gobierno, so pena de quedar indignos ante el capital privado.

El nuevo gobierno se fue al extremo de eliminar intermediarios para depositar dinero directamente a las madres con niños pequeños y a los beneficiarios de programas sociales.

Pocas medidas tan libertarias en lo económico como ésas.

Pero en contraposición, en una lógica de gobierno rector, AMLO informó el viernes que ya firmó 80 por ciento de los contratos de inversión de Pemex, sin que supiéramos nunca de las licitaciones públicas.

En sus proyectos tlatoánicos el gobierno ha preferido ir por las asignaciones directas, rompiendo toda posibilidad de competir en libertad (como el caso del Tren Maya, del que se ha reportado el inicio de la construcción por parte de la empresa Asur, de una terminal en Cancún, sin que hubiese licitación).

Y luego está el caso de sus incondicionales: muchos científicos, cineastas, o gente de la cultura.

Grupos donde el presidente gozaba de amplios apoyos, pero que ahora exigen a gritos las subvenciones en instituciones como el Fonca o el Conacyt.

AMLO eliminó el gorgojo del frijol: ahora las ayudas sociales llegan directo al beneficiario.

Pero tras 100 días tiene un gran pendiente: de una u otra forma deberá institucionalizar su forma de gobernar, sobre todo para generar certidumbre a los grandes inversionistas, que se han hartado de los mensajes esquizofrénicos de los miembros de Morena y, como consecuencia, han tirado la inversión por los suelos, como se informó el viernes, cuando se reportó que la inversión fija bruta se desplomó 6.8 por ciento en diciembre, su peor caída en 20 meses.

BANCO INDUSTRIAL DE CHINA

El presidente del banco chino más grande del mundo, el ICBC, Cheng Yaogang, aseguró en el Senado el viernes que su meta es tener una cartera de crédito de hasta Dlls. $ 2 mil millones en México de aquí al 2024.

Dará más crédito a proyectos de gran escala e impulsará el comercio bilateral.

 

[email protected]

@soycarlosmota

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual