100 días ásperos para el PJF en la 4T

El inicio de la 4T ha cimbrado de diferentes formas a la Suprema Corte, el Consejo de la Judicatura Federal y al Tribunal Electoral

Enrique_Rodríguez
Enrique Rodríguez / Libertad bajo palabra / Heraldo de México

Horas antes de que Andrés Manuel López Obrador asumiera como presidente de México, terminaba el periodo de José Ramón Cossío como ministro de la Corte. De ese 30 de noviembre de 2018 a este jueves han pasado casi 100 días, intensos y también ásperos para el Poder Judicial de la Federación.

El inicio de la llamada 4T ha cimbrado de diferentes formas a la Suprema Corte, el Consejo de la Judicatura Federal y al Tribunal Electoral. Entre eventos que tenían fechas definidas y sucesos sorpresivos, el cúmulo de acontecimientos en poco más de tres meses, muestra un periodo inédito por el impacto que la política ha generado en la vida del único poder que puede generar contrapesos.

El inicio del sexenio trajo un nuevo impulso a las presiones sobre los salarios de los ministros con la Ley Federal de Remuneraciones. El dato más actualizado en marzo revela que han sido presentadas 4 mil 506 demandas de amparo contra la reducción de percepciones de funcionarios públicos, muchos de ellos juzgadores federales. Más de 24 mil 870 quejosos han decidido pedir la protección de la justicia federal para evitar la disminución salarial.

El presidente López Obrador envió la terna para designar el reemplazo de Cossío. El Senado eligió a Juan Luis González Alcántara Carrancá como ministro.

El 2 de enero, Arturo Zaldívar fue electo presidente de la Corte y su llegada marcó una etapa de cambio en el discurso y las acciones. Anunció una reducción de 25% en los salarios de los ministros, hecho que aminoró, pero no desapareció las presiones sobre el tema. También dio un giro en el Consejo de la Judicatura con la austeridad y una política agresiva para sancionar actos de corrupción, ha hecho públicas las destituciones de dos magistrados y un juez de distrito, por esa razón.

El 23 de enero, la magistrada Janine Otálora renunció a la presidencia del Tribunal Electoral, en medio de una crisis interna provocada por presiones de Morena en el contexto de la validación del triunfo de Martha Erika Alonso para la gubernatura de Puebla.

En virtud de una serie de amparos en revisión que litigan exaccionistas del Grupo Modelo, en una declaración inaudita, AMLO anunció su intervención en la Corte para evitar una millonaria devolución de impuestos, lo que representa la confesión de una injerencia preocupante.

El 18 de febrero, Margarita Luna Ramos concluyó su periodo como ministra. En los próximos días Yasmín Esquivel Mossa, esposa de José María Riobóo, empresario cercano a López Obrador, llegará para cubrir esa vacante.

El Poder Judicial de la Federación vive tiempos difíciles, su solidez como institución que salvaguarda la Constitución es sometida a duras pruebas para preservar autonomía e independencia. La última línea de defensa contra la arbitrariedad serán sus resoluciones.

EDICTOS: Sólo torciendo la Constitución y la ley el Tribunal Electoral podría devolver el registro al Partido Encuentro Social.

Hasta el domingo.

 

 

[email protected]

@jenroma27

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Un aplauso inesperado y el que no llegó