LO QUE HAY DETRÁS

La primaria en CDMX que rescató a mujeres vulnerables y albergó al primer asesino serial de México

Actualmente el Centro Escolar Revolución cuenta con dos escuelas primarias, dos escuelas secundarias, estancias infantiles y oficinas públicas

NACIONAL

·
Centro Educativo Revolución 2024Créditos: Foto: Cuartoscuro

Sobre la avenida Arcos de Belén y la avenida Niños Héroes se localiza el Centro Escolar Revolución, que antes de ofrecer la formación de preescolar, primaria y secundaria, albergó a mujeres que eran “rescatadas” de las calles en el tiempo del virreinato y que además albergó al considerado primer asesino serial del país conocido como "El Chalequero".

Desde 1683, a las orillas de la capital del país se creó un albergue para mujeres que estaban en desamparo en un periodo donde había una alta mendicidad en las calles, donde la mayor parte eran personas del sexo femenino, que en la época novohispana tenían muy pocos caminos: el matrimonio, la vida religiosa o la vida de servidumbre, por lo que la siguiente opción era estar en las calles.

Sigue leyendo:

Fofo Márquez: ¿cómo es el penal de Barrientos y por qué se habla de "duras bienvenidas"?

FOTOS: comparten impactantes imágenes de la cárcel más grande el mundo, caben 40 mil reclusos

La cárcel de Belén fue la primera cárcel. Foto: FB / Mi México Antiguo

De centro de ayuda a mujeres a la primera cárcel de la capital

En ese sentido, las mujeres que en condición de mendicidad se dedicaban principalmente a la prostitución en zonas consideradas de tolerancia en Circunvalación, San Pablo, además de Sullivan o San Juan Moyotla, lugar donde sería edificada una casa de recogimiento para mujeres que quedan huérfanas, viudas o enfermas. El sitio sería conocido como el Colegio de San Miguel de Belem o de San Miguel de las Mochas.

San Miguel de las Mochas. Foto: INAH

Abraham Villedas Martínez, historiador por la Escuela Nacional de Antropología e Historia, recordó en entrevista para El Heraldo de México que dos mujeres fueron las primeras en ser albergadas en el recinto que estaba casi aislado solo con el paisaje del acueducto del Arco de Belén que bajaba de Chapultepec; sin embargo, la casa de recogimiento se convirtió en la primera cárcel en México con una nueva visión de reingreso a la sociedad.

Desde la época novohispana no se tenía una cárcel en la Nueva España, destacó el historiador, ya que solo estaban las cárceles secretas de la Santa Inquisición y la cárcel del Arzobispado para delitos religiosos, y la de La Acordada que se estableció donde ahora está la torre del Caballito, prisión donde había hacinamiento de reos al ser un recinto pequeño e insalubre, además de insegura.

La cárcel de La Acordada ubicada donde hoy está la Torre del Caballito en Reforma. Foto: @luismorabrito

El encarcelamiento del periodista Francisco Zarco derivó que enfermara por las malas condiciones de La Acordada, situación que originó que en 1861, los liberales encabezados por Benito Juárez y Lerdo de Tejada, crearán la prisión tras ganar la Guerra de Reforma, por lo que transformaron San Miguel de las Mochas en la Cárcel de Belén, un lugar en su momento importante para ayudar a los reos que tengan la posibilidad de aprender algún oficio con mayores actividades.

¿Cómo era la cárcel de Belén?

La cárcel de Belén fue creada para tener celdas para cada preso y evitar que en el lugar los presos salieran aún con mayores conocimientos en el crimen; no obstante, terminaría por un nuevo hacinamiento. En la prisión fueron integrados por primera vez los juzgados con lo que se acabaron las fugas de los acusados al ya no ser trasladados antes de ser enjuiciados.

Dentro de Belén, la enfermedades por mordedura de ratas y la nula ventilación natural, aumentó el riesgo de la salud de los reos. Pero previo a ello, la prisión fue usada para mantener a presos políticos donde estuvieron los hermanos Flores Magón e incluso Leonora Vicario, personaje clave para lograr la Independencia.

La Cárcel de Belén fue atacada con explosivos en 1913. FOTO: INAH

La Cárcel de Belén tuvo al primer asesino serial

Abraham Villedas indicó que hacia 1890, comenzó la decadencia de la cárcel de Belén con procesos de tortura como la desaparición forzada, pero que en la época era una forma para mantener el orden, donde los castigos eran usando embudos colocados a los reos en sus bocas para ahogarlos con agua, o bien torturarlos psicológicamente al amenazar a los presos con matar a su familia, precisó el historiador.

Dentro de la cárcel de Belén, ya se clasificaban a los delincuentes dependiendo de sus crímenes, uno de ellos “El Chalequero”, quien asesinó a sus víctimas al degollarlas, las cuales fueron tres que se dedicaban a la prostitución en los rumbos donde ahora está Circuito Interior en la esquina de Congreso de la Unión

Francisco Guerrero Pérez "El Chalequero" fue el primer asesino en serie del cual se tuvo registro en México. Foto: INAH

La cárcel de Belén recibió un ataque durante la Decena Trágica, cuando se orquestó el golpe de Estado contra Francisco I. Madero, en esa zona se instaló el cuartel militar encabezado por los generales Bernardo Reyes y Félix Díaz justo donde ahora está la Biblioteca México. Los golpistas atacaron la cárcel con piezas de artillería que dejó un incendio que ocasionó un amotinamiento que generó la fuga de presos para que se unieran a la causa. 

La cárcel de Belén fue cerrada para convertirse ahora el Centro Educativo Revolución que está a la salida de la estación del Metro Balderas a contra esquina de la Biblioteca México, una escuela pública donde acuden los alumnos de educación básica desde preescolar a secundaria.

Actulamente el Centro Educativo Revolución recibe a miles de estudiantes. Foto: Especial